Público
Público

Agresión sexual en Bobadilla La militar que denunció una violación grupal revela al juez otra agresión sexual 

Ha ocurrido después de presentar la denuncia contra sus compañeros por drogarla y violarla el pasado diciembre.

Publicidad
Media: 4.10
Votos: 10

Sede del Tribunal Militar Central, en Madrid

La soldado que denunció una violación grupal por parte de sus compañeros de cuartel en Antequera (Málaga), ha declarado ante el juez que sufrió otra agresión sexual el pasado septiembre dentro del acuartelamiento.

El Ministerio de Defensa informa en un comunicado de que fue el pasado 12 de diciembre cuando la soldado puso en conocimiento del Jefe de la Unidad unos abusos presuntamente cometidos por parte de unos compañeros dos días antes.

El jefe instó a la soldado a denunciar el hecho en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Antequera, una denuncia que fue remitida al Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad, que incoó diligencias previas.

Tres días después de presentar esa denuncia, la propia soldado procedió a formular parte militar al jefe de su unidad, dándole cuenta de los hechos denunciados en comisaría.

El parte fue cursado a la titular del Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla, quien acordó la incoación de diligencias previas por los supuestos abusos competidos a la víctima el 10 de diciembre.

Así, las diligencias previas de la Jurisdicción Militar se tramitan en paralelo a las del Juzgado de Instrucción número 1 de Antequera, mientras que el Juzgado de Instrucción número 2 de Antequera se halla en proceso de inhibición a favor del Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla.

Según la soldado, durante la celebración del Día de la Patrona del Ejército del Aire, fue drogada y violada por sus compañeros en el cuartel de Bobadilla, después de haber tomado una cerveza en un pub en la que, afirma, "notó un sabor extraño".

La soldado afirma que se despertó en el cuartel al día siguiente de esa celebración con las medias bajadas, fuerte dolor de cabeza, un hematoma y molestias en el pecho. De lo ocurrido el resto de la noche no recuerda más.