Público
Público

Violencia de género Esta noche podría quedar sin atención el 016 que asesora a las víctimas de violencia machista

La empresa que tiene que asumir la gestión de esté recurso a las 24:01 de este miércoles 13, ha enviado una carta a las actuales trabajadoras del servicio para contratarlas a partir del día 14 de junio. Las trabajadoras denuncian irregularidades en la contratación de la nueva empresa y advierten de que el servicio puede quedar sin atención a partir de esta noche.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

16

Esta madrugada, una mujer que llame al número 016 de atención a las víctimas de violencia machista podría no encontrar a nadie al otro lado de la línea. Así lo afirman las trabajadoras de este servicio que llevan varios días advirtiendo de que sus puestos están en riesgo y que la nueva empresa que se adjudico la contrata de este servicio, no tiene intención de mantener las condiciones de las 23 trabajadoras, tal como obliga el pliego de condiciones de la licitación.

El pasado 1 de junio, Atenzia debía hacerse cargo de este servicio clave para las mujeres que sufren violencia de género. Sin embargo, la falta de preparación de esta empresa y las numerosas irregularidades en la adjudicación de la contrata, obligaron al entonces ministerio de Sanidad, Seguridad Social e Igualdad a extender hasta el 12 de junio el contrato de la que hasta la que entonces había gestionado este recurso, Arvato Qualytel, plazo que vence esta media noche.

En un escrito enviado por Atenzia a cada una de las 23 trabajadoras, y al que ha tenido acceso Público, al empresa les comunica que “has resultado seleccionada para ser contratada e integrar la nueva plantilla que prestará el referido servicio”. La empresa afirma que “la incorporación está fijada para próximo 14 de junio”. Esto supone que entre la madrugada del día 12 hasta la incorporación de las trabajadoras a la nueva empresa (si finalmente deciden aceptar la oferta), el servicio no tendrá personal que lo atienda, o al meno no personal cualificado y entrenado.

La negativa de la nueva empresa que tiene que gestionar este recurso a subrogar los contratos de las 23 trabajadoras y mantener sus condiciones, tal como obliga el pliego de condiciones de la licitación, así como la poca capacidad de Atenzia para gestionar este servicio con las características actuales, están en al base del problema. Atenzia ha manifestado en reiteradas ocasiones que sólo contratará al personal (sin especificar si mantendrá en la plantilla a las 23 trabajadoras ni en qué horario) si antes han accedido a un despido objetivo por parte de la actual empleadora. A pesar de la carta enviada por Atenzia, las trabajadoras del 016 afirman desconocer los detalles que ofrece la nueva contratista, ni los turnos, ni si se mantendrán los contratos a tiempo completo.

La nueva ministra de Igualdad y vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, afirmó este domingo que tanto ella como la Secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, se reunirán con las trabajadoras esta misma semana para solucionar este conflicto. Sin embargo las trabajadoras afirman que esta reunión aún no se ha producido y no tienen fecha para ella.

Las trabajadoras han denunciado diversos problemas en la forma en la que se ha llevado a cabo la adjudicación de este servicio a Atenzia, una empresa de multiasistencia de tamaño pequeño que nunca ha tenido relación con este recurso. A pesar de que la adjudicación se publicó el pasado 23 de abril y que el mismo documento estipulaba que debía formalizarse en 15 días (es decir el pasado 16 de mayo), hasta la semana pasada el contrato no había sido firmado por el entones Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés. Por esto, las trabajadoras vienen exigiendo la suspensión del proceso, "al constatar indicios fundados de irregularidades manifiestas en el mismo".

Las trabajadoras esperan una solución in extremis que evite que este servicio quede desatendido a partir de as 23.59 horas de la noche de este martes. Pero advierten de que, en el caso de que ellas o algunas de las que ahora trabajan en ese servicio, decidan no aceptar las condiciones que Atenzia ha puesto sobre la mesa (al menos las que se conocen, como perder la antigüedad o comenzar un en una nueva empresa que aún no ha dado a conocer las condiciones específicas del trabajo), el 016 se quedaría sin empleadas formadas y especializadas en este servicio. Muchas de ellas llevan trabajando y siendo formadas en él desde que se fundara en 2007, hace ahora más de 10 años.

No se trata de un call center cualquiera. Lo vienen repitiendo las trabajadoras, sino de un recurso fundamental, en muchas ocasiones, la primera y principal puerta de entrada a la administración de las mujeres que han sufrido malos tratos. En él se da asesoramiento jurídico y específico a las víctimas de la violencia machista. Atenzia no tiene por el momento, conocimiento ni personal formado para continuar la atención ni garantizar la calidad.

La campaña de firmas que iniciaron las trabajadoras del 016 en la plataforma Chage.org, lleva más de 160.000 firmas. Piden apoyo para parar el desmantelamiento de este recurso.