Público
Público

Violencia de género La nueva gestión del 016 pone en riesgo la atención a las mujeres maltratadas

La empresa que se adjudicó su gestión, Atenzia, y que debía haber comenzado este viernes "no ha dado señales de vida" y no ha contactado con las empleadas, según denuncia el sindicato Comisiones Obreras.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

16

La línea 016 de atención a las víctimas de violencia de género vuelve a estar en riesgo. La empresa que se adjudicó la contrata, y que debía comenzar a dar ese servicio este jueves, no ha asumido el servicio, ni tiene fecha para hacerlo. El pasado mes de enero, la empresa Atenzia se adjudicó la gestión de este número clave para atender a las víctimas de violencia machista. Sin embargo, cinco meses después, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) denuncia que ni ha asumido el control, "ni ha dado señales de vida en todo este tiempo".

Según denuncia el sindicato, aunque la empresa adjudicataria tenía que haber asumido ya el control de ese servicio, hasta la fecha no se había reunido con las empleadas que lo atienden, ni ha garantizado su continuidad en los puestos de trabajo. De hecho, el sindicato denuncia que ahora Atenzia "ha comunicado que le resulta imposible, hacerse cargo de este servicio en la fecha pactada por falta de recursos". 

De hecho, este pasado jueves, responsables Atenzia se reunieron con los de la anterior concesión para manifestarles que no matendrían las condiciones de las trabajadoras, según adelantó este jueves Eldiario.es

En enero pasado la secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, sacó a concurso la gestión de la línea 016 por un presupuesto de 867.767 euros, a la que sólo optó Atenzia, adjudicándose el contrato. Según fuentes sindicales, la cifra para la gestión de este servicio fundamental no se ha ampliado en los últimos años, lo que explica por qué la actual gestora, la empresa Arvato Bertesman, ha decidido no pujar por el contrato y no haya habido más empresas interesadas.

La consecuencia de este retraso va mucho más allá de un simple conflicto laboral y afecta de lleno a uno de los servicios clave en la lucha contra la violencia machistas. El 016 es, en muchos casos, la puerta de entrada y el primer contacto de mujeres que han sufrido violencia de género, con la administración pública y la puesta en marcha de medidas de atención y prevención.

Ante este retraso en el traspaso de funciones, la actual gestora del número ha decidido extender su servicio hasta el próximo lunes 4 de junio e intenta garantizar la continuidad laboral de las 24 empleadas que trabajan en este servicio las 24 horas del día los 365 días del año.

Laura Domínguez, de la secretaría de Igualdad de CCOO, ha explicado que Atenzia ha informado que no subrogará el contrato a las 24 trabajadoras, sino que "aplicará el artículo 18 del Convenio de Contact Center sobre sucesión de empresas, escogiendo la opción más restrictiva, pues solamente obliga a la contratación de un porcentaje de la nueva plantilla. Incluso pretende reducir la jornada, precarizando aún más las condiciones de algunas de las compañeras, para abaratar costes".

Público se ha puesto en contacto con Atenzia para conocer los motivos del retraso en la gestión del número. Ningún representante ha querido hacer declaraciones y se limitan a remitir una escueta nota como todo argumentario.

En ella Atenzia afirma que las dos empresas (la entrante y la saliente) se encuentran en proceso de traspaso y afirma que no haber recibido por parte de Arvato "la documentación necesaria e imprescindible para la prestación del servicio". Con respecto al personal, Atenzia afirma que aplicará "la legislación prevista y que respetará las condiciones salariales y los turnos de trabajo, entre otras medidas".

El pacto de Estado preveía incrementar los fondos

El pacto de Estado contra las violencias machistas, aprobado en por el Congreso el 28 de septiembre del año pasado, preveía incrementar los fondos para la efectiva atención las víctimas de violencia de género. Sin embargo, el pasado enero, el concurso para la gestión del 016 salió con cifras similares a las de años anteriores. Una cuantía poco atractiva a la vista de que prácticamente no hay empresas dispuestas a asumir su gestión.

La salida a concurso de este servicio estuvo, además, rodeado de polémica, puesto que en el pliego técnico se indicaba que el 016 facilitaría también  información a los hombres sobre igualdad de trato, prevención de la violencia y sobre cuestiones relacionadas con separaciones, divorcios y las custodias de los hijos. Ante la polémica surgida por este cambio, el ministerio de Igualdad tuvo que recular y dio marcha atrás.