Público
Público

Open Arms “Hemos ido retrocediendo primero por campañas mediáticas y por la fuerza militar”

El director de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps, ha estado este martes en el Parlamento Europeo y ha denunciado que la retención de la embarcación es una “estrategia que apunta a la criminalización de las ONG en el Mediterráneo”

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Óscar Camps, director de la ONG Proactiva Open Arms y el eurodiputado de ICV, Ernest Urtasun en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo. MARTA MONFORTE

Óscar Camps, director de la ONG Proactiva Open Arms, ha acudido este martes a la Eurocámara para hablar sobre "la criminalización de las ONG que rescatan vidas en el Mediterráneo" junto con el Eurodiputado de ICV, Ernest Urtasun, y el coordinador de la organización, Gerard Canals. Camps ha querido remarcar que de los once barcos de rescate que había operado en 2016 en el área marítima que separa Libia de Sicilia, ahora tan solo trabaja una embarcación.

Camps ha explicado que en ese mismo corredor han muerto unas 10.000 o 11.000 personas en los últimos 3 años. “Por esa zona pasan unos 94.000 barcos al año, 250 al día, 10 barcos por hora” es “una utopista transitada para que los traficantes lancen allí a las personas para que sean rescatadas por algunos de los barcos que pasan”.

El juez italiano que investiga el caso de la inmovilización la embarcación “Open Arms” del pasado 15 de marzo, tiene hasta este miércoles para pronunciarse sobre la acusación pública. “Afrontamos penas de hasta 15 años de prisión e indemnizaciones millonarias” se nos acusa de “promoción de la migración ilegal" pero “no estamos hablando de tráfico de personas, estamos hablando de vidas humanas” ha criticado con dureza Camps, cuyo barco continua retenido en el puerto siciliano de Pozzallo a petición del fiscal de Catania.

Ese 15 de marzo, las autoridades italianas solicitaron primero a la ONG que se ocupase del naufragio y después les aseguraron que “los guardacostas libios se harían cargo”. "Era imposible -explica Camps- entregar a los migrantes a los libios, porque los migrantes no querían subir a sus barcos y después de una discusión de dos horas y media con los libios finalmente decidieron irse".

“En ninguna parte del acuerdo entre ONGs y gobierno italiano dice que tengamos que obedecer a la coordinación libia. No se pueden cambiar las reglas del juego en medio de un rescate marítimo”, concluye el fundador de Proactiva.

El director de la ONG española ha denunciado que los guardacostas libios están interviniendo cada vez más lejos de su costa y que han llegado a recibir amenazas de muerte. Asimismo, se pregunta si la “Unión Europa está tratarnos de convencernos de que se negocia con un estado que tiene su propia guardia costera y que son casi casi demócratas” a pesar de que la Organización Marítima Internacional rechazó el establecimiento de una zona SAR (Search and Rescue) en Libia por considerarse un país no seguro para los migrantes y que incluso el propio Gobierno español no recomienda estancia en Libia.

Gerard Canals, el coordinador de la asociación, cree que el caso de Open Arms se está utilizando para criminalizar y para poner el miedo en el cuerpo a las otras ONGs “igual que se hizo en el caso ‘Juventa’” pero no creen que vaya a funcionar.

Apoyo mediático #FreeOpenArms

Las redes se han volcado con Proactiva Open Arms, rostros conocidos (como el actor norteamericano Richard Gere, el cantante y representante de España en Eurovisión, Alfred García, el cómico Dani Rovira o la actriz Penélope Cruz) han querido participar en la campaña #FreeOpenArms y han lanzado un mensaje claro: “Si salvar vidas es un crimen, soy un criminal, porque apoyo a Proactiva Open Arms”.

Oscar Camps, en declaraciones a Público, ha explicado que las donaciones han bajado un 40 por ciento desde octubre de 2017. “Hemos vivido un periodo en el que los medios únicamente hablaban de lo que ocurría en Catalunya, y ya sabes lo que dicen, si no te nombran, no existes. Poco importaba cual fuera nuestra situación, cuantas personas morían en el mediterráneo y cuales eran nuestras condiciones”. Camps confía en que esta campaña les ayude a conseguir más donaciones, ya que éstas representan el 90% de sus ingresos.

El Astral, el barco de Proactiva Open Arms. Imagen de archivo de la organización

No obstante, pese a las dificultades por las que están atravesando, Camps confiesa que “todo el esfuerzo y recursos valen la pena, porque son vidas humanas en juego” y que Proactiva no se va a echar atrás por las detenciones y amenazas sufridas, porque tampoco “es la primera vez”. “Todo esto viene de una campaña que se inició en 2016 y busca desacreditar a las ONGs de salvamento. Hemos ido retrocediendo por la fuerza, primero fueron las campañas mediáticas en nuestra contra y ahora la fuerza militar”.

La no reacción del gobierno español

Más allá de las declaraciones públicas que ha hecho el ministro de exteriores, “que decía que estaban haciendo todos los esfuerzos y se preocupaban mucho”, Camps confiesa que no han tenido ninguna muestra más, tampoco a nivel particular. La única reacción fue la visita del cónsul especial de Palermo y el cónsul honorario de Catania el pasado domingo y su “interés para que la situación se solucione lo antes posible”.

Urstasun, por su parte, admite que son muy críticos con “la participación de España en este tipo de debates” porque no encuentran que haya habido un apoyo activo de las ONGs ya que “en su día, cuando hubo los debates sobre si establecer una operación de salvamiento y rescate pública en el Mediterráneo (similar a la ‘Mare Nostrum’ en Italia) y que cuando “el Parlamento Europeo pidió en el pleno una misión europea de rescate, España fue uno de los países que con más dureza se opuso a este tipo de operaciones”. “La actuación del gobierno del PP en este tipo de materia deja mucho que desear”, ha concluido el eurodiputado.

Sobre el futuro, Camps cuenta que tienen un barco a punto de zarpar y este domingo viajaran a otro país europeo donde tienen una posible tercera embarcación cuya finalidad es que “pueda defender el trabajo que estaba haciendo ahora el Open Arms, el barco retenido”. Del nuevo barco comenta que están barajando tres opciones y no saben cuál será el finalista: “Supongo que el más barato, ya que la situación económica que estamos atravesando es crítica”.

Durante su viaje a Bruselas, el fundador de la ONG Proactiva Open Arms ha asistido a la comparecencia del director ejecutivo de la agencia europea Frontex, Fabrice Leggeri, en la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior de la Eurocáma, y tiene prevista una reunión la Dirección General de Migración y Asuntos de Interior de la Comisión Europea para que “elabore una propuesta que traslade el protocolo de la ONU (sobre tráfico de personas) y obligue a los Estados miembros a que cumplan con éste”. Además, Camps se reunirá con los eurodiputados para explicar sus razones y defender el trabajo de su organización, especificando que “continuaremos nuestro trabajo en el mar para salvar vidas siguiendo el código de conducta”.