Público
Público

Orden de alejamiento a una madre tras el correo de su hija a una profesora denunciando maltratos a su hermano

La joven relató en un correo electrónico a su tutora los malos tratos que supuestamente le infligía su progenitora a su hermano, de 15 años. El padre se hará cargo de los hijos en el domicilio de la familia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Una madre ha sido detenida y puesta posteriormente en libertad con una orden de alejamiento después de que su hija relatara en un correo electrónico a su tutora del centro educativo donde estudia los malos tratos que supuestamente le infligía su progenitora a su hermano, de 15 años, según han confirmado a Europa Press fuentes policiales y judiciales.

Fue la propia menor la que en un correo electrónico relató a su profesora los supuestos malos tratos de su madre a su hermano. Al leerlo, dio aviso a la dirección del instituto que lo puso en conocimiento de la Policía Nacional, iniciándose una investigación.

Los profesores observaron que el joven presentaba hematomas en diferente fase de evolución y los policías del Grupo de Menores de la Policía Nacional se desplazaron al centro educativo para investigar, trasladando al adolescente a un centro sanitario y, posteriormente, a un médico forense, que acreditó las lesiones que presentaba, según ha adelantado este jueves diario SUR.

Con tales indicios, los agentes iniciaron una actuación policial y detuvieron y pusieron a disposición judicial a la progenitora como presunta responsable de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. La mujer declaró en el Juzgado de Instrucción número 3, con funciones de guardia, que ordenó su libertad con una orden de alejamiento por maltrato en el ámbito familiar, han señalado fuentes judiciales a Europa Press.

La mujer se mostró dispuesta a acatar la medida cautelar y señaló que iba a irse a vivir con un familiar mientras que el padre se haría cargo de los hijos en el domicilio de la familia.

Al parecer, ni la menor que escribió el correo electrónico a su tutora ni su hermano acudieron al juzgado para declarar contra su madre, alegando que la querían mucho. Tampoco lo hizo el padre, que rehusó seguir adelante con el procedimiento penal contra su mujer. Sin embargo, la Fiscalía actuó de oficio. El caso ha pasado al Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga.