Público
Público

Richard Ferrand La Fiscalía investigará a un ministro de Macron por la venta de un piso a su pareja

Este procedimiento judicial supone un tropiezo para el presidente francés.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro francés de Cohesión Territorial, Richard Ferrand. /EFE

La Fiscalía de Brest ha anunciado este jueves la apertura de una investigación preliminar sobre la gestión que realizó el actual ministro de Cohesión Territorial, Richard Ferrand, cuando la institución que él dirigía, Mutuas de Bretaña, le vendió un piso a su pareja en 2010.

"Esta investigación tendrá como objetivo recopilar todos los elementos que permitan un análisis completos de los hechos e investigar si los mismo son susceptibles o no de constituir una infracción penal en materia de violación de bienes, incumplimiento del deber de probidad y de las normas específicas del Código de la Mutualidad", ha explicado en un comunicado el fiscal de Brest, Eric Mathais.

La Fiscalía de Brest ha decidido abrir una investigación días después de haber descartado hacerlo. El organismo ha justificado la apertura de las indagaciones por las últimas revelaciones publicadas por la prensa gala.

En el centro de este asunto que persigue a Ferrand y que cuestiona su probidad es que a finales de 2010, cuando él era director general de Les Mutuelles de Bretagne, su pareja alquiló a esta mutua unos locales en la ciudad de Brest.

El aspecto particularmente polémico de la operación es que su compañera los compró con la condición de que se formalizara ese alquiler, y eso le permitió obtener un crédito bancario de 400.000 euros que correspondía con la totalidad de su inversión, es decir que su aportación y el riesgo financiero que asumía eran prácticamente nulos.

La prensa fue la que reveló desde el 24 de mayo los detalles de esa transacción, pero también que su exmujer había sido contratada por Les Mutuelles de Bretagne, de la que Ferrand continuó cobrando cuando dejó las riendas y fue elegido diputado, en las listas del Partido Socialista, en una circunscripción de Bretaña.

Macron, que se encontraba este jueves de visita en esa misma región, no quiso pronunciarse esta mañana al ser preguntado por los periodistas sobre este caso, que aparece como un problema político cada vez más evidente en el contexto de las elecciones legislativas.