Publicado: 09.10.2015 13:51 |Actualizado: 09.10.2015 14:36

IU asume los planteamientos sobre
la mujer del Partido Feminista

La histórica formación se integra en la federación, que hace suyas demandas como la abolición de la prostitución y la reforma de la legislación sobre violencia de género. La presidenta del PF, Lidia Falcón, se presentará a las primarias de Ahora en Común.

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 7
Comentarios:
Amaya Martínez, Lidia Falcón y Cayo Lara, en la sede de IU, este viernes./ A. F.

Amaya Martínez, Lidia Falcón y Cayo Lara, en la sede de IU, este viernes./ A. F.

MADRID.- "La izquierda y el feminismo estamos en la misma trinchera". Así ha resumido la presidenta del Partido Feminista de España, Lidia Falcón, la integración de esta formación histórica -constituida en 1979 y legalizada en 1981- en Izquierda Unida. Después de 30 años de lucha social y con varios procesos electorales a sus espaldas, el Partido Feminista vuelve a la política para incorporar a la Federación los objetivos del llamado Pacto Feminista, al que se suscribieron 71 organizaciones de toda España y que elaboró un programa de 21 puntos.

La coordinadora del Área de la Mujer de IU, Amaya Martínez, ha afirmado que esta integración reforzará "las tesis feministas" de la federación, además de su "eje vertebrador". Martínez ha señalado que en los últimos cuatro años de gobierno del PP "los derechos de las mujeres no han hecho más que retroceder" y ha denunciado "el espejismo de igualdad" que impera en la sociedad y que no es real porque las mujeres "siguen estando en un segundo plano".



Cayo Lara subraya que "no se puede conseguir una transformación social sin una igualdad plena"

Falcón, que ha anunciado que se presentará a las primarias de Ahora en Común aunque aún no sabe en qué provincia, ha reclamado el fin del "sometimiento a las oligarquías económicas y a la OTAN" y ha pedido la anulación de los acuerdos con el Vaticano porque "condicionan la educación en España".

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, también ha celebrado la integración del Partido Feminista en IU porque "fortalece la posición republicana y laica" de la federación y porque "no se puede conseguir una transformación social sin una igualdad plena", ha afirmado.

Izquierda Unida asume así los postulados del Partido Feminista, como por ejemplo, la igualdad de salario entre hombres y mujeres, la igualdad en las pensiones (ahora las de las mujeres son un 38% más bajas) y en los puestos de dirección de las empresas o los permisos iguales e intransferibles de nacimiento y adopción.

Además de garantizar el aborto libre y gratuito, la píldora de emergencia en todos los centros de atención primaria y urgencias y el acceso de todas las mujeres a métodos anticonceptivos, el Partido Feminista reclama también el acceso igualitario de mujeres lesbianas y solas en tratamientos de fertilidad e inseminación artificial en la sanidad pública. Una petición que esta semana ha estado de plena actualidad tras la condena a la Sanidad madrileña por discriminar a una pareja de lesbianas.

IU propone introducir el feminismo en la escuela y la universidad y revisar los diccionarios, libros de texto y manuales universitarios

Tanto Falcón como Martínez han sido muy críticas con la actual ley contra la violencia de género, ideada por el PSOE. Por ello, el Partido Feminista reclama modificar la legislación y dotar de recursos a la Justicia para erradicar la violencia contra las mujeres, cambiar la legislación contra la trata para que sea eficaz la represión de este delito e introducir en la legislación penal el delito de apología de la violencia machista. Las feministas piden también modificar la legislación civil para que la custodia compartida de hijos menores sólo se pueda acordar si hay acuerdo entre los padres y que la ley de corresponsabilidad parental impida la custodia compartida cuando el padre sea un maltratador.

Finalmente, y a diferencia de otros partidos, IU propone a partir de ahora un plan obligatorio sobre igualdad en los centros educativos, introducir el feminismo en la escuela y la universidad y revisar los diccionarios, libros de texto y manuales universitarios.

Finalmente, marca una clara línea roja que la separa de otras formaciones políticas y asociaciones feministas: aprobar legalmente la prohibición de la prostitución y dotar de medios para reinsertar a las mujeres que sufren "esa esclavitud" en "el trabajo asalariado y la vida civil", además de mantener la prohibición de la maternidad subrogada (vientres de alquiler) porque convierte "el cuerpo de la mujer en una mercancía y por tanto es una forma de prostitución".​