Publicado: 11.09.2015 12:55 |Actualizado: 11.09.2015 13:29

Human Rights Watch denuncia las "inhumanas condiciones" de los refugiados en Hungría

Asociaciones, sindicatos y partidos políticos convocan manifestaciones en toda España este sábado contra las "excusas" de la UE y del Gobierno del PP.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
refugiados

Captura del vídeo grabado de forma clandestina en el que se puede ver el trato que reciben los refugiados en el centro de Röszke.

MADRID.— Sindicatos, algunos partidos políticos de la oposición, asociaciones y ONG escenificarán este sábado su apoyo a los refugiados con manifestaciones en toda España. El jueves por la tarde presentaron un manifiesto conjunto Por una Europa solidaria. Refugiados, bienvenidos, con el que llaman a participar en dichas movilizaciones.

Los impulsores de esta iniciativa llaman una movilización cívica "vigilante" y "permanente" contra las "excusas" que puedan poner la UE y el Gobierno español para acoger refugiados.



A su vez, la Cumbre Social Estatal ha respaldado esas manifestaciones de solidaridad —en un comunicado— con los 400.000 personas que, según Eurostat, han llegado a la UE en situación de riesgo o persecución en 2015.

La manifestación en Madrid en apoyo de los refugiados saldrá de la Glorieta de Atocha a las 18.30 horas y concluirá ante la sede del ministerio de Asuntos Exteriores. 

Mientras las fuerzas progresistas se movilizan en toda Europa, la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) denunció este vierne en un comunicado las condiciones "inhumanas e insostenibles" en las dependencias del centro de refugiados húngaro en Röszke, junto a la frontera con Serbia. 

A esa denuncia de HRW también ha contribuido la difusión de un vídeo en el que se puede ver el trato que reciben los refugiados en el mencionado centro de Röszke: en las imágenes, grabadas de forma clandestina, se puede apreciar cómo los refugiados se agolpan ante un mostrador mientras policías húngaros les arrojan comida.

"La situación de los inmigrantes y solicitantes de asilo en Hungría es inhumana e insostenible. El Gobierno húngaro, con la ayuda de los gobiernos de la Unión Europea (UE) y los socios de Naciones Unidas, debería adoptar medidas para poder cumplir con sus obligaciones de proteger a las personas y tratarlas de una forma humana", dijo Peter Bouckaert, director de emergencias de HRW.

La organización denuncia que en el centro de Röszke los refugiados tienen que pasar hasta días en condiciones precarias, con mugre, sufriendo hambre y sin asistencia médica.

HRW, que cita a refugiados en Röszke, señala que éstos llamaron la atención sobre casos de refugiados que han sufrido ataques cardíacos o convulsiones y hasta de "recién nacidos con fiebre alta y vómitos que no recibieron asistencia médica".

Las condiciones en las instalaciones de Röszke indican que las autoridades húngaras, incluida la policía, no son capaces de alojar y alimentar al creciente número de solicitantes de asilo e inmigrantes de una manera humana, señala HRW.

Austria corta una autopista tras llegar casi 12.000 refugiados 

Los refugiados intentan salir de Hungría lo antes posible y llegar a Austria o Alemania. En las últimas 24 horas, casi 12.000 refugiados han llegado a la localidad fronteriza austríaca de Nickelsdorf en poco más de 24 horas procedentes de Hungría, lo que obligó a cortar el tráfico en una autopista por "razones de seguridad".

La policía austríaca ha informado de que entre esta medianoche y las 06.00 horas llegaron a Nickelsdorf 3.670 personas, mientras que a lo largo del jueves fueron unas 8.000.

De hecho, alrededor de 1.500 personas tuvieron que dormir a la intemperie en Nickelsdorf debido a la falta de alojamientos, con temperaturas por debajo de los diez grados.

El elevado número de personas que cruza por ese paso fronterizo y el peligro que supone para la circulación de la autopista A4 ha llevado a que se corte el tráfico en ambas direcciones en ese punto a las 07.00 horas de la mañana, según informó la empresa pública que gestiona la vía.

Después de unos 90 minutos la autopista volvió a reabrir en dirección a Hungría, pero sigue bloqueado el tráfico en dirección a Viena.