Público
Público

Standard & Poor's salda con 1.500 millones de dólares su litigio por inflar 'bonos basura'

La demanda acusaba a la agencia de defraudar a los inversores por "inflar deliberadamente" las calificaciones de bonos hipotecarios y otros títulos de obligaciones de deuda.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vista de las oficinas de Standard and Poor's (S&P), en Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo

La agencia Standard & Poor's llegó a un acuerdo con las autoridades estadounidenses para pagar 1.500 millones de dólares a fin de cerrar un litigio vinculado con sus calificaciones de bonos hipotecarios, informó hoy la compañía.

El acuerdo, dado a conocer por la compañía McGraw Hill, matriz de S&P Financial Services, salda demandas surgidas después de la crisis de 2008 ante la sospecha de que inflaba las calificaciones de bonos de alto riesgo conocidos como "bonos basura".

Tras este pacto, la agencia calificadora abonará 687,5 millones de dólares al Departamento de Justicia y la misma cantidad se la repartirán diecinueve estados y el Distrito de Columbia, mientras 125 millones de dólares se destinarán a una agencia que gestiona las pensiones y servicios de salud de los empleados públicos de California.

La demanda, anunciada en Washington el 5 de febrero del 2013, acusaba a S&P de defraudar a los inversores por "inflar deliberadamente" las calificaciones de bonos hipotecarios y otros títulos conocidos como CDO (obligaciones de deuda colateral).

El fraude fue cometido, según la acusación, antes de la burbuja inmobiliaria que derivó en la crisis de 2008

El fraude fue cometido, según la acusación, antes de la burbuja inmobiliaria que derivó en la crisis de 2008 y que tuvo un fuerte impacto internacional.

Se trató de la primera acción legal del Gobierno federal contra una de las agencias más importantes de calificación de riesgo, a las que consideran las autoridades y los expertos como un elemento clave en el estallido de la crisis financiera del 2008.

En su comunicado, McGraw Hill informó de que la demanda, que afectó a calificaciones hechas entre 2004 y 2007, fue planteada inicialmente por el Departamento de Justicia y luego secundada por diecinueve estados y el Distrito de Columbia o Washington en EEUU.

La firma financiera, con sede en Nueva York, agrega que las partes acuerdan resolver así la disputa para "evitar retrasos, incertidumbres, inconveniencias y gastos por litigios adicionales".

Las sumas ligadas a este arreglo se verán reflejadas en los resultados trimestrales de McGraw Hill, que se darán a conocer el 12 de febrero, indica la nota.

Después de conocerse la decisión, los títulos de la firma financiera McGraw Hill registraban un avance del 2,55 % en Wall Street una hora después de la apertura, en una jornada de ganancias generalizadas en el mercado.