Público
Público

Transfobia Varias ciudades españolas se movilizan contra el autobús tránsfobo de Hazte Oír

San Sebastián ha declarado "non grato" al vehículo por sus mensajes lgtbfóbicos y Madrid ha inmovilizado al bus para impedir que circulase por la ciudad.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Autobús de Hazte Oír. E.P

Autobús de Hazte Oír. E.P

El Ayuntamiento de San Sebastián ha acordado este miércoles, con el apoyo de todos los grupos, declarar "autobús non grato" al vehículo tránsfobo fletado por el grupo ultra HazteOir.org.

En un texto conjunto, los portavoces del PNV, PSE, EH Bildu, PP e Irabazi, han acordado "tomar todas las medidas legales" para evitar la presencia en la ciudad de ese autobús rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil.

El consistorio donostiarra reitera "el derecho de todas las personas, especialmente los menores, a crecer en un marco de respeto y de diversidad en el que puedan expresar su identidad sin ningún tipo de acoso ni ataques".

"El Ayuntamiento reafirma su compromiso con una ciudad en la que la convivencia entre diferentes sea un valor y todas las personas puedan desarrollarse con respeto y libertad", subrayan los grupos en su declaración, que reiteran además su defensa "al derecho a la identidad sexual de todas las personas".

Por su parte, el sindicato Steilas ha expresado su repudio a la campaña de HazteOir, así como a "cualquier iniciativa que tenga por objeto impulsar el odio y la exclusión social".

Esta central ha hecho un llamamiento a los alcaldes de las tres capitales vascas y la navarra, a quienes reclaman que impidan que "el odio se difunda" en la calle por medio de ese autobús.

También pide a la comunidad educativa que trabaje "en favor de la diversidad y que luche en contra de cualquier comportamiento o acto LGTBIfóbico".

Otras ciudades también se movilizan en su contra

San Sebastián no es la única ciudad que ha tomado medidas para evitar que el autobús tránsfobo circule por sus calles. En Madrid, la Policía ha inmovilizado el vehículo para que no pueda circular, mientras la Fiscalía investiga si se puede tratar de un delito de odio. 

El Ayuntamiento de Madrid ha señalado que el mensaje "violento y ofensivo" incumple las ordenanzas municipales y contradice la ley autonómica contra la LGTBIfobia. 

Por su parte, otros ayuntamientos también han anunciado medidas similares a las adoptadas por el de Madrid o Donostia. El Ayuntamiento de Barcelona ya ha advertido de que sancionará al vehículo con una multa de 3.000 euros por infringir la ley de Publicidad Dinámica si llega a la ciudad ya que no cuenta con la licencia municipal para esta actividad.

Además, impondría otra sanción administrativa a HazteOir, de 600 euros, porque la ordenanza de convivencia de la ciudad prohíbe los discursos de odio en el espacio público. Su alcaldesa, Ada Colau, ha asegurado, además, en su cuenta de Twitter: "En Barcelona no hay lugar para autobuses lgtbfóbicos".

También el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha dicho que el autobús no encaja con una ciudad "diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales" y ha anunciado que está estudiando si puede impedir legalmente su circulación por la ciudad.

Por su parte, el Ayuntamiento de Valencia no prohibirá la circulación por las calles de la ciudad del autobús contra los niños transexuales de Hazteoir pero su Policía Local vigilará que no haga parada alguna, mientras desde el balcón consistorial se izará una bandera del colectivo Lambda a favor de la transexualidad. El equipo de gobierno que preside Joan Ribó ha querido expresar su "condena unánime" hacia la campaña de Hazteoir, que "no cuadra" con el mensaje de diversidad que emana de Valencia, por lo que también hace un llamamiento a la sociedad valenciana para que secunde la convocatoria de mañana del colectivo Lambda.

También han expresado su oposición a la campaña los ayuntamientos de Zaragoza, y Pamplona.

Además, algunos gobiernos autonómicos se han mostrado en contra, como la Generalitat de Catalunya, que también ha enviado la campaña al fiscal de delitos contra el odio, y el Gobierno Vasco ha pedido respeto tanto para los menores como para los adultos transexuales. Cristina Cifuentes, por su parte, anunció el martes que llevaría a la Fiscalía el caso para que lo investigara. 

Las organizaciones LGTBI han aplaudido estas medidas por parte de los ayuntamientos. La Plataforma por los Derechos Trans, a través de un comunicado ha expresado su agradecimiento por la "respuesta social, política, institucional y el tratamiento que los medios han dado a la campaña del “bus transfóbico” de Hazte Oir". 

“La diversidad, el derecho inalienable a la identidad y/o expresión del género, la protección de los menores y la garantía del libre desarrollo de la personalidad, son valores que han quedado patentes que son asumidos por la sociedad, por lo que recordamos a los grupos políticos sean receptivos a este clamor popular y den curso a la propuesta de Ley Estatal Trans, para proteger de la discriminación y garantizar los derechos de las personas trans en equidad a toda la ciudadanía”, ha añadido la presidenta de la plataforma, Mar Cambrollé.