Publicado: 26.02.2015 21:32 |Actualizado: 17.07.2015 14:19

Los villanos de Twitter: la trama oscura tras el negocio del retuit

Una empresa gestiona un entramado de más de 60 supercuentas, algunas con más seguidores que los principales medios de comunicación del país. Estos 'villanos' controlan varios millones de 'followers' reales y tienen un poder de difusión gigante generado entre plagios y malas prácticas e infringiendo varias normas de la red social que deberían acarrean la suspensión automática de todas ellas.

Publicidad
Media: 3.77
Votos: 26
Comentarios:
Villano de tuiter, nunca mejor dicho

Cuenta de Villano de tuiter, nunca mejor dicho

Es sabido que el avance imparable de la tecnología abre un nuevo frente de posibilidades para crear negocios. Las redes sociales se han convertido en un filón dada la cantidad ingente de potenciales ‘clientes’ con las que cuentan en sus carteras. Algo que el visionario Mark Zuckerberg comprendió hace tiempo: Facebook aplica una especie de algoritmo por el cual las publicaciones que colgamos en nuestros muros no llegan a todos nuestros amigos o seguidores sino a un número limitado de ellos, en función de interacciones y otros parámetros. Si quieres obtener un alcance más amplio, tienes que promocionar tu publicación, es decir, pagar.

La supercuenta Horóscopo Diario, con casi 700.000 seguidores, supera claramente a medios de comunicación como La
Sexta (503.000) o Cuatro (400.000), por no hablar
de La Razón (144.000)


También lo comprendieron los usuarios, los llamados Youtubers, una nueva generación de internautas que cuelga sus grabaciones en la plataforma más potente de vídeos con vistas al mundo y que consigue dirigirse a millones de personas sirviéndose simplemente de ingenio. Basta una cámara casera y algo de imaginación para atrapar la atención de las personas que pululan por la red de redes. Algunos de estos vídeos superan el millón de reproducciones, algo que las principales estrellas de la plataforma ya empiezan a rentabilizar gracias a que la famosa web de vídeos comparte sus ingresos por publicidad con sus creadores.




En este sentido, Twitter, que cuenta con casi 300 millones de usuarios en todo el mundo, se ha convertido en un gran interrogante. Hoy en día existen dudas acerca de cómo esta red social puede monetizar su cada vez más nutrida lista de usuarios. Hasta hace poco, la única forma que conocíamos para que Twitter ganara dinero era el Tuit Promocionado, empresas que pagan para que sus tuits aparezcan en todos los timeline o en la lista de trending topics. Recientemente surgió también Twitter Ads, una plataforma de anuncios de Twitter con todos los productos y herramientas para promocionar contenido.

Al margen de todo esto, lo que sí ha surgido son diferentes empresas externas que han encontrado la forma de hacer dinero aprovechándose de esta red social. Algunas ofrecen seguidores a cambio de dinero. Por la módica cantidad de 120 euros un perfil de Twitter puede conseguir hasta 50.000 followers de dudosa calidad. Algo de lo que se acusó al propio presidente Rajoy cuando su perfil recibió una lluvia de seguidores zombies.

Estos perfiles plagian tuits,
se saltan cualquier código deontológico o, por
ejemplo, derechos de autor


El experto en social media marketing Miguel Ángel Acera asegura a Público que la calidad de este tipo de servicios es muy baja y suele resultar siendo perjudicial. "Suelen ser empresas, entre comillas, que no ofrecen datos legales acerca de su actividad real. Dan servicios que hacen de intermediarios de las empresas reales", asegura.


El negocio del retuit

Pero existen otras formas de negocio a la sombra de Twitter. La más novedosa consiste en el negocio del retuit: pagar una cantidad de dinero con el objetivo de que una de las cuentas con más seguidores en la red de microblogging retuitee tu mensaje. Es el caso de Promociona Tweets (@Es_Publi), que maneja un potente entramado de cuentas, cada una de ellas con cientos de miles de seguidores y con un target completamente diferente, afiladas y dispuestas a hacer retuit al mejor postor. Aseguran dedicarse a "gestionar la publicidad" de esos perfiles, pero en la práctica todo apunta a que controlan sus contenidos.

En su web -un Tumblr en el que apenas ofrecen como información de empresa un correo electrónico y una cuenta de Twitter- hablan de tarifas desde cinco euros -a pagar en una cuenta de Paypal- sin dar más detalles. Pero vía e-mail ofrecen completas campañas mensuales "para hacer crecer, con usuarios reales y de forma natural y legal", una cuenta. Una oferta que puede resultar interesante para negocios o para particulares que quieran aumentar su número de seguidores, consiguiendo más prestigio. Bien es cierto que las garantías que ofrece la empresa son mínimas, y dada la poca transparencia de la que hacen gala, se presentan poco fiables. Tampoco queda claro si hay una empresa detrás o si el dinero se declara.

Promociona Tweets vende retuits a partir de cinco
euros y crea campañas personalizadas según el presupuesto disponible


El volumen de ingresos que puede manejar Promociona Tweets es presumiblemente anecdótico por el ínfimo número de retuits que ejecutan a cuentas externas al entramado. No obstante, todo apunta a que se trata de una apuesta de futuro, una inversión dado el elevadísimo número de seguidores reales y segmentados a su disposición, a la espera de un futuro monetizado. 

Estamos hablando de una suerte de supercuentas que, por calibrar la magnitud de su potencial, en muchos casos supera el número de seguidores de muchos de los principales medios de comunicación de nuestro país. De este modo, Horóscopo Diario (casi 700.000 seguidores), Imágenes Históricas (630.000), Mantente en forma (456.000), Moda de Chicas (580.000), Paisajes Increíbles (587.000), Sabías que... (581.000), Animales Monos (270.000) Tatuajes (632.000), Super Cochazos (241.000), 50 sombras -de Grey- (286.000) Frases Célebres (219.000), Revive tu infancia (217.000), Microcuentos (281.000) y así hasta 60 cuentas, cada una estratégicamente ideada para dirigirse a un publico objetivo concreto.  Si sumamos todas, estaríamos hablando de varios millones de seguidores reales. De hecho, es muy probable que si eres un asiduo de Twitter sigas a una de estas cuentas sin saberlo.

Tienen una estrategia sofisticada: cuentas segmentadas y dirigidas a diferentes públicos para crecer exponencialmente


Para hacernos una idea, medios como La Vanguardia (398.000), El Periódico de Catalunya (221.000), La Razón (144.000), no superan a algunas de las cuentas de este entramado. Por no hablar de las televisiones. La cadena más vista en España, Telecinco, cuenta con 670.000 seguidores; otras como La Sexta (503.000), Cuatro (400.000), por poner unos pocos ejemplos. 

Para llegar a este volumen de seguidores han desarrollado una sofisticada estrategia. Por un lado identifican los contenidos más interesantes de otros usuarios y después los lanzan con sus cuentas como propios. Pero también mueven el contenido entre los diferentes perfiles teniendo en cuenta que pueda resultar interesante al público objetivo de esa cuenta. Así por ejemplo es habitual que Motivaciones de fútbol retuitee a Super cochazos o Tetas y culos, pero nunca Moda de Chicas o Frases célebres. 

Es habitual que Motivaciones de fútbol retuitee a Super Cochazos o Tetas y Culos, pero nunca Moda de
Chicas o Frases Célebres


Otra de sus estrategias es ir borrando los contenidos, a los pocos días para no dejar demasiadas pistas, una vez que estos han conseguido su objetivo (más seguidores).

Sombras y malas prácticas

No obstante, la forma en la que la mayoría de estas cuentas obtiene followers se antoja cuanto menos cuestionable ya que utilizan fotografías y material de origen desconocido, saltándose cualquier código deontológico o derecho de autor. Además, en algunas, como Tetas y Culos (281.000 seguidores) o Wikiporno (73.000), se difunde en ocasiones imágenes pornográficas.

Por otra parte, existen casos flagrantes, cuentas como Villano de tuiter @Escupotwits (383.000 seguidores), El Capitán Sarcasmo @SuperSarcasmo_ (350.000) o Los mejores Tweets @tuiterhits (395.000) que se nutren exclusivamente de tuits plagiados, generalmente de carácter humorístico o satírico. El primero de ellos con un nombre bastante ilustrativo, por cierto. También la cuenta de Ortografía, por ejemplo, plagia a otras cuentas de diccionarios.

Algunos de los tuiteros
más importantes de esta red social han denunciado sin éxito estas malas prácticas


De este modo, los usuarios más ingeniosos de la red, gente como Gerardo Tecé, Norcoreano, Moe de Triana o Barón Rojo, por citar sólo unos pocos ejemplos entre los cientos y cientos de usuarios que exhiben su ingenio a diario en dicha plataforma, son los damnificados más frecuentes de estas cuentas. Muchos perfiles, algunos asiduos del blog Tremending Topic, han denunciado su frustración por estas prácticas ante la inacción de Twitter.

Simplemente basta con pegar cualquiera de los tuits de estas cuentas en el buscador de Twitter, clicar en "Todos" y ver cómo siempre hay un tuit anterior que ha sido fusilado.

El colmo de los males para los autores de los tuits originales es que muchas veces la copia supera al primigenio en número de retuits.

Estas cuentas funcionan como un bot, es decir, un robot que de forma teóricamente automática, registra los tuits que más se han difundido y los replica. Algún usuario ha logrado colarle más de un gol a estos villanos del Twitter. A menudo, los tuiteros unen fuerzas y retuitean una publicación con mensaje envenenado incorporado para que el bot lo redifunda y dejarlo en evidencia.

Además, todo el entramado de más de 60 vigorosas cuentas retroalimenta su potencial retuiteándose entre ellas para aumentar su número de seguidores. Lo hacen además por segmentos de usuarios que pueden compartir intereses comunes. Manejan tantas cuentas que, en ocasiones, se les cuela algún tuit que no debería publicarse en un perfil incorrecto.

Es legal... salvo alguna cosa

Al margen de la falta de ética que supone copiar sistemáticamente el ingenio de los usuarios ¿son legales estas prácticas?

Acera considera que es muy difícil perseguir estas actividades y recuerda que también existe una gran cantidad de blogs que se dedican a plagiar contenidos. "En el caso de Twitter es prácticamente inevitable mientras no incumplan ninguna ley y un tuit no da para publicar nada que realmente puedas registrar. Con las imágenes está claro que pueden vulnerarse los derechos de autor, pero es algo que sucede a tal volumen en estas redes que es muy difícil de perseguir". 

Desde Twitter han declinado hacer declaraciones y remiten a sus normas de uso


Desde Twitter han declinado hacer declaraciones y remiten a sus normas de uso. Si nos atenemos a éstas, habría al menos tres puntos que se incumplen. El más claro entraría en el epígrafe de "abusos y spam" y se refiere a "cuentas en serie". Esta norma prohibe "crear cuentas múltiples para propósitos perjudiciales o abusivos, o que tengan la misma finalidad". Prácticamente una definición de lo que hacen estas supercuentas.

En la promoción de sus servicios, mediante correos privados, esta empresa reconoce que "gestiona la publicidad de más de 60 cuentas", cada una de ellas "con más de 100.000 seguidores reales". Según Twitter el incumplimiento simplemente de este regla ya podría suponer "la suspensión de todas las cuentas relacionadas".

Pero son más las normas que podrían estar vulnerándose, como "derechos de autor" e incluso la "suplantación de identidad" o la "apropiación de nombres" si tenemos en cuenta que algunas de estas cuentas como Frases Disney50 Sombras o  Los Mejores Vines juegan con nombres comerciales e incluso utilizan el símbolo de 'marca registrada'. Público ha tratado de ponerse en contacto con Promociona Tweets pero no ha recibido respuesta.

Ante tales prácticas, los usuarios pueden reportar malos usos pero es Twitter quien tiene la última palabra para cerrar o no las cuentas, como sí ha sucedido en otros casos relacionados con la libertad de expresión, no exentos de polémica.


CONSULTA NUESTRO SACADUDAS