Publicado: 20.03.2016 09:06 |Actualizado: 20.03.2016 17:28

Trece universitarias fallecen en un accidente de autobús en Tarragona

El autocar regresaba de las Falles de València a Barcelona y en él viajaban 61 personas de hasta 16 nacionalidades. Las víctimas son 13 estudiantes universitarias que estaban de Erasmus en la Universidad de Barcelona. Habilitan el 902 40 00 12 para atender llamadas.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Estado en el que ha quedado el autobús siniestrado en la AP-7. / JAUME SELLART (EFE)

Estado en el que ha quedado el autobús siniestrado en la AP-7. / JAUME SELLART (EFE)

TARRAGONA. — Un choque entre un autocar y un turismo en la AP-7 a la altura del municipio de Freginals (Tarragona) a primera hora de la mañana de este domingo ha provocado al menos 13 muertos y 44 heridos de diversa consideración: nueve personas han resultado heridas graves y 35 leves.

El suceso se produjo sobre las 06.00 horas de la mañana del domingo en el kilómetro 333 de la AP-7. El autocar, que viajaba hacia Barcelona, volcó tras chocar contra el turismo. En el autocar, de la empresa Autocares Alejandro, de Mollet del Vallès (Barcelona), viajaban 56 personas, todas estudiantes de Erasmus de diferentes nacionalidades que regresaban a Barcelona después de asistir a la Nit del Foc de las Falles de Valencia. Todas estudiaban en la Universidad de Barcelona y en la Universidad Autónoma de Barcelona.

La Generalitat catalana ya ha decretado dos días de luto oficial. Se da la circunstancia de que todas las víctimas son mujeres y extranjeras, informó el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.



Según las primeras informaciones, el autobús, que iba en sentido Barcelona, perdió el control, atravesó la mediana y volcó en sentido sur, colisionando con otro vehículo. "No tenemos todos los datos, pero todo nos hace pensar que el autocar primero se ha ido aproximando hacia el arcén derecho de la autopista y cuando ha rozado las protecciones del arcén derecho previsiblemente ha dado un volantazo hacia la izquierda, con tanta fuerza que el autobús se ha desplazado al otro lado y ha quedado desplazado en sentido sur", explicó el Conseller de Interior de la Generalitat de Catalunya, Jordi Jané, que se desplazó hasta el lugar de los hechos. Jané achacó la causa del accidente a un error humano.

El autocar formaba parte de un convoy de cinco vehículos de la misma empresa de Mollet del Vallès que regresaban a Barcelona después de la cremà, y ocupaba el último lugar de la fila, por lo que los otros cuatro prosiguieron su viaje. Se enteraron del accidente a través de un mensaje de whatsapp al llegar a su lugar de destino 

Pasadas las 14.00 horas, de los 44 heridas aún había 28 que estaban hospitalizadas, muchas de ellas en el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona), donde fueron ingresados las heridas más graves. La mayoría, de entre 22 y 29 años, empezaron a llegar al centro sanitario poco antes de las 08.00 horas. Las jóvenes heridas son de diferentes nacionalidades y provienen de Suiza, Noruega, Inglaterra, Turquía o Ucrania, entre otras nacionalidades.

Los heridos también fueron enviados a otros centros hospitalarios, como el Hospital Joan XXIII de Tarragona, al Hospital de Vinaròs (Castellón) y al de Amposta (Tarragona).

Los cuerpos de las 13 víctimas mortales en el accidente fueron levantados ante la jueza a las 13.30 horas. A esa horas dos grúas han empezado a retirar el vehículo.

Las fallecidas han sido trasladados a Tortosa, donde además se ha dispuesto la atención a los familiares de las víctimas. El juzgado ya ha iniciado las comunicaciones consulares, teniendo en cuenta que entre las víctimas hay estudiantes extranjeros que cursaban estudios temporalmente en España.

Fuentes de la empresa propietaria del autocar aseguran que el conductor del autocar siniestrado ha sobrevivido. Es un hombre con 35 años de experiencia que lleva 17 trabajando sin ningún siniestro en Autocares Alejandro. Esas mismas fuentes han señalado que el autobús accidentado cumplía todas las normas de seguridad, había pasado la ITV cuando le tocaba y era un vehículo de unos tres años de antigüedad de la marca Mercedes. También contaba con control antiderrapajes y estaba "a la última" en medidas de seguridad, ha asegurado la misma fuente.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha suspendido el viaje oficial a París que iba a emprender este domingo y ha anunciado dos días de luto oficial por el accidente.  Lo dijo en Tortosa, adonde se desplazó para seguir los trabajos de rescate tras el accidente. Puigdemont dijo también que se activaron todos los protocolos para trabajar en atender también a sus familiares.

La circulación en la AP-7 estuvo completamente cortada en sentido sur durante varias horas, y se hicieron desvíos por la N-340 a Aldea (Tarragona) con un solo carril abierto a la circulación en sentido norte. Abertis activó el plan de emergencias (Pau) en fase de emergencia 2.