Diario Público
Diario Público

La imagen que te hará reflexionar: ¿Error inocente o micromachismo encubierto?

Mary Shelley, la autora de Frankstein y, entre otros títulos, Mathilda, El último hombre en la tierra o Lodore, fue también dramaturga, ensayista y filósofa. Pero puede parecer que su calidad artística no es la suficiente como para encumbrarla. Al menos, es el debate que plantean desde @papelenblanco, una cuenta que escribe sobre "literatura, críticas de libros, internet y letras".

El pasado día 13 publicaron un post en el que adjuntaron una imagen con ocho novelas. Si nos fijamos en el destacado en rojo, donde suele ir el nombre del autor o autora, podemos ver dos ejemplares de Charles Dickens, tres de Connan Doyle, uno de Robert Louis Stevenson y otros dos de ¿Frankestein? Lo que podría interpretarse como un simple 'error de imprenta' también puede ser un micromachismo encubierto, ya que en lugar de destacar a Shelley en rojo se prioriza el nombre de la novela.

Papel en blanco realiza un pequeño hilo en el que plantea tres escenarios que podrían explicar esta 'curiosa' elección:

El hecho de considerar la opción 2 y 3 como machistas se explica porque a pesar de haber escrito una de las novelas más conocidas de la historia, Mary Shelley es 'prácticamente' una desconocida. Fue hija de la feminista Mary Wollstonecraft que con su obra Vindicación de los derechos de la mujer, escrita en el 1792, asentó las bases del feminismo moderno al explicar que privar de educación a las mujeres hacía parecer que éstas fueran inferiores a los hombres.

Shelley fue, al igual que su madre, una mujer talentosa que tuvo que 'esconderse' para publicar la primera edición del libro, en 1818, ya que se presentó como un libro cuyo autor era anónimo. No fue hasta 1823 que una edición con el nombre Mary Shelley salió a la luz. Siguiendo con el debate que plantean desde Papel en blanco lanzan la siguiente reflexión:

Otro aspecto a destacar es: error o no, ¿quién ha publicado esto y por qué no lo ha corregido ya? Parece ser que la culpable es la editorial Penguin, dirigida a "lectores de todas las edades y en todos los formatos —sea papel, digital o audio— en España, Portugal, los países de América Latina y Estados Unidos".

Otro tuitero, @rueroger, adjunta una nueva fotografía al hilo y comenta: "Parece error", ya que en ésta imagen aparecen otros títulos de autoras que sí se destacan en rojo. No obstante, no zanja el debate porque las autoras son Charlotte Bronté y Virginia Woolf, ambas con más fama que Shelley.

La cuestión que subyace es: ¿Se hubiera hecho lo mismo con el libro de un autor hombre no tan conocido y cuya novela sea más famosa que él mismo?

¿Es Mary Shelley otra víctima del machismo empeñado en minusvalorar los éxitos de las mujeres?

No pueden faltar, en las contestaciones al post, los comentarios que plantean: "¿Ahora va a resultar que hay que seleccionar las lecturas de manera políticamente correcta?" o "Una simple cuestión de diseño. No veo el micromachismo". Pero hay quién sí lo ve e ironiza con estos comentarios.

El debate está servido. ¿Y vosotras, qué opináis?

Lo último en Tremending

En este artículo