Público
Público

ACTUALIZA2-Corte EEUU apoya financiación células madre embriones

Reuters

(Reescribe. Actualiza con detalles, comentario de la CasaBlanca y los NIH)

Por Jeremy Pelofsky

Una corte de apelacionesestadounidense determinó el viernes que la administración Obamapuede seguir usando dinero federal para financiar lainvestigación con células madre de embriones humanos, unposible camino a nuevos tratamientos para muchas enfermedades.

La corte de apelaciones revirtió un dictamen de un juezfederal que estimaba que las guías de los Institutos Nacionalesde Salud de Estados Unidos (NIH) sobre ese tipo de estudiosviolaban la ley porque en el proceso se destruyen embriones yporque coloca a los investigadores que trabajan con célulasmadre adultas en una desventaja competitiva para becasfederales.

Quienes se oponen al estudio con células madre embrionariasargumentan, incluidos muchos conservadores religiosos, que estetipo de estudios son inaceptables porque dañan o destruyenembriones humanos.

Las células madre embrionarias provienen de embrioneshumanos de apenas días de vida y pueden producir cualquier tipode célula corporal. Los científicos esperan poder usarlas paraenmendar lesiones de la médula espinal, el cáncer, la diabetesy enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.

El juez distrital estadounidense Royce Lamberth emitió enagosto una restricción contra ese tipo de financiación, aunquela decisión había quedado pendiente por una apelación, por loque siguió destinándose dinero federal a la investigación.

Un panel de tres jueces, todos designados por presidentesrepublicanos, de la Corte Estadounidense de Apelaciones delDistrito de Columbia desestimó -por 2 votos a 1- la restricciónde Lamberth.

La ley estadounidense era "ambigua" y "no prohibía lafinanciación de un proyecto de investigación en el cual se usenCME (células madre embrionarias)", señaló la opiniónmayoritaria.

"El dictamen de hoy es una victoria para nuestroscientíficos y los pacientes de todo el mundo que comprenden elbeneficio de la investigación médica de avanzada que estándesarrollando", dijo el portavoz de la Casa Blanca NicholasPapas.

"Este es un día clave -no sólo para la ciencia, sino paralas esperanzas de miles de pacientes y sus familias quedependen de los científicos financiados por los NIH que apuntana descubrimientos que salven vidas y terapias que puedanprovenir de la investigación con células madre", indicó en uncomunicado el director de los NIH, Francis Collins.

OBJETIVO DE OBAMA

Poco después de asumir en el 2009, el presidenteestadounidense Barack Obama expandió la financiación federal ala investigación que involucra a las células madre de embrioneshumanos, con la esperanza de que puedan curarse muchasenfermedades.

Con el fin de responder a las críticas, Obama ordenó a losNIH desarrollar un proceso ético para financiar este tipo deestudios, específicamente aquellos en los que los embrionesprovienen de clínicas de fertilidad, donde de otra forma seríandescartados.

La ley estadounidense sobre financiación de estudios concélulas madre embrionarias prohíbe a los Institutos Nacionalesde Salud solventar la creación de embriones humanos para lainvestigación o los estudios en los que se destruye un embrión,lo que deja algunos puntos sin aclarar.

El juez Douglas Ginsburg, nombrado por el presidente RonaldReagan, escribió que era "completamente razonable" que los NIHinterpreten que la ley "permite financiar la investigación queusa líneas celulares obtenidas sin financiación federal, auncuando prohíbe financiar la obtención de líneas celularesadicionales".

En opinión disidente, la jueza Karen LeCraft Henderson,nombrada por el presidente George H.W. Bush, dijo que la leyfederal era clara sobre prohibir la financiación de lainvestigación con células madre de embriones humanos y que lamayoría de la corte estaba quedando atrapada en un juego depalabras para respaldarla.

El caso surgió de dos investigadores que se oponían altrabajo con células madre embrionarias y realizaron la demandapara bloquear ese tipo de financiamiento. Ambos científicosseñalaron que estaba limitando las becas federales para supropio trabajo, con células madre adultas.

Los investigadores, el doctor James Sherley, ingenierobiológico del Instituto de Investigación Biomédica de Boston, yTheresa Deisher, de AVM Biotechnology con sede en Washington,podrían ahora ellos apelar el fallo, según un abogado delcaso.

Más noticias de Política y Sociedad