Público
Público

Agencia de seguridad de EEUU analiza nuevos Pampers de P&G

Reuters

Por Jessica Wohl

Una comisión de seguridad de EstadosUnidos lanzó una investigación de los pañales Pampers con DryMax luego de que algunos padres dijeron que el nuevo productode Procter & Gamble Co parece ser la causa de sarpullidos yquemaduras en sus hijos.

Pampers recientemente modificó sus pañales Swaddlers andCruisers con una tecnología más fina y absorbente que, según lacompañía, es la mayor innovación en la industria en 25 años.

Varios padres dijeron que sus hijos desarrollaronsarpullidos y algunos afirmaron que hasta sufrieron quemadurasquímicas luego de que comenzaron a usar los productos. P&Gargumentó que los pañales fueron extensamente probados.

El personal de la Comisión de Seguridad de Productos deConsumo (CPSC por su sigla en inglés) está analizando lasquejas de los padres y está en discusiones con P&G acerca delproducto, dijo Scott Wolfson, director de asuntos públicos dela agencia.

P&G aseguró que ha compartido sus datos de seguridad con laagencia y defiende su producto.

"No hay evidencia de que un solo bebé haya experimentado unproblema grave en la piel como resultado del Dry Max", dijoBryan McCleary, portavoz de la división de cuidado de bebés deP&G.

Alrededor de 2,5 millones de bebés en Estados Unidos sufrena diario un sarpullido por el uso del pañal. Cerca del 10 porciento de los casos son severos, en los que la piel se torna deun color rojo profundo y se forman ampollas.

Muchos padres, incluyendo miembros de un grupo de Facebookllamado "Pampers, devuelvan los VIEJOS CRUISERS/SWADDLERS",dijeron que habían visto este tipo de problemas en sus hijosluego del uso de los nuevos Pampers Dry Max.

Este es el segundo caso reciente que involucra a productosinfantiles de grandes marcas. La semana pasada, Johnson &Johnson retiró su medicamento para niños Tylenol y otrosfármacos luego de una investigación en su planta defabricación.

McCleary de P&G dijo que la compañía está registrando unnivel de quejas en línea con lo que había previsto.

"Es una queja por sarpullido severo cada 6 millones decambios de pañales", señaló.

Dermatólogos pediátricos contactados por Pampersconfirmaron los datos de la compañía de que el producto es tanseguro como su versión anterior. Entre ellos está la doctoraLoraine Stern, profesora de pediatría de la Escuela de Medicinade la UCLA.

"No he visto absolutamente ningún aumento de lossarpullidos desde la introducción del nuevo modelo", escribióStern sobre los Pampers en un comunicado que recibió Reuters.

De todos modos, muchos padres siguen convencidos que losnuevos pañales son la causa de los problemas de sus hijos y hanempezado a comprar otros productos, como Huggies deKimberly-Clark Corp.

El grupo de Facebook, que tenía alrededor de 1.000 miembrosa mediados de abril, había llegado a 3.700 el miércoles en latarde.

Wolfson, de la CPSC, dijo que los padres que tengancomentarios sobre el producto deben contactarse con la comisióna través de internet(https://www.cpsc.gov/cgibin/incident.aspx) o el númerotelefónico gratuito (800) 638-2772.

Más noticias