Público
Público

AI denuncia que la crisis se emplea para violar derechos

Amnistía Internacional critica las "palabras vacías" del G-20

ISABEL COELLO

Al igual que, hace unos años, la lucha antiterrorista sirvió de excusa para reducir y atentar contra los derechos humanos, la actual crisis económica está siendo utilizada por muchos países para violarlos. Así lo denuncia la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI), que publica hoy su informe anual.

"Los derechos humanos se pisotearon en nombre de la seguridad y ahora se relegan al último puesto en nombre de la recuperación económica", afirma la secretaria general de la organización, Irene Khan.

El informe repasa, país por país, la situación de los derechos humanos y destaca, entre otras cosas, el uso de la escasez de comida como arma política en países como Birmania, Corea del Norte y Zimbabue y las restricciones a las migraciones impuestas por la Unión Europea, España incluida.

En América Latina, destaca la situación en Colombia. Según el informe, 1.492 civiles murieron entre julio de 2007 y el mismo mes de 2008, víctimas del conflicto armado, y 182 personas dadas por desaparecidas. Los paramilitares, que según AI siguieron actuando pese a estar prohibido, fueron responsables de 461 asesinatos. Las guerrillas de las FARC y del ELN cometieron 166 homicidios.

Khan es muy crítica con los líderes mundiales, y en especial con los del G-20, el grupo de las veinte economías más poderosas. "El nuevo liderazgo del G-20 sufre el desprestigio de enfoques anticuados y fallidos de los derechos humanos", dice Khan.

"Los abusos, las palabras vacías, la promoción de los derechos humanos en el extranjero sin respetarlos en el propio país, y la protección a los aliados para que no tengan que rendir cuentas, no son factores que generen precisamente confianza en el liderazgo del Grupo de los 20", añade.

Según Irene Khan, los dirigentes mundiales se están centrando en intentar reactivar la economía mundial e ignoran los conflictos sangrientos que generan abusos masivos contra los derechos humanos. "Desde Gaza hasta Darfur y de la República Democrática del Congo a Sri Lanka, el precio en vidas humanas de los conflictos ha sido tremendo, y la tibia respuesta de la comunidad internacional, vergonzosa", afirma Khan.

La secretaria de AI subraya que se dedica "una enorme cantidad de recursos" a luchar contra la piratería en la costa de Somalia, pero no a detener el flujo de armas que matan a la población civil de ese país.

La organización va a lanzar campañas para exigir a las empresas más responsabilidad al explotar recursos naturales del mundo en desarrollo y para denunciar la inseguridad en las favelas y otros guetos urbanos, y el índice intolerable de mortalidad materna.

Más noticias de Política y Sociedad