Público
Público

Al Maliki asegura que Irak estuvo al borde de la guerra civil pero ya ha superado el riesgo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, reconoció hoy que su país estuvo al borde de una guerra civil, aunque los esfuerzos por conseguir la reconciliación nacional han llevado a desactivar ese riesgo.

Durante la inauguración de una conferencia de reconciliación nacional en Bagdad, Al Maliki llamó a los iraquíes a trabajar juntos para afrontar los desafíos y anunció que 98.000 militares del antiguo Ejército iraquí bajo el mando de Sadam Husein se han integrado en las nuevas Fuerzas Armadas como muestra de ese espíritu.

"Los esfuerzos por la reconciliación evitaron la guerra civil de la que estuvimos tan cerca tras el ataque al mausoleo santo (chií) de Samarra", dijo, en alusión al bombardeo en febrero de 2006 de este templo, lo que desató la violencia religiosa que sufre al país desde entonces.

"Hemos dejado atrás esta guerra sectaria gracias a nuestra labor por la reconciliación, que también ha logrado el regreso a sus hogares de las familias desplazadas, así como el retorno de los refugiados en el exterior", añadió.

Al Maliki explicó que 98.000 militares del Ejército disuelto en 2003 por el jefe de la Autoridad Provisional de la Coalición, el estadounidense Paul Bremer, han regresado a las filas, mientras continúan los trabajos para conseguir unas Fuerzas Armadas fuertes y no sectarias.

El líder iraquí elogió a los llamados Sahwa o "Consejos de salvación" (milicias suníes que luchan contra Al Qaeda), y recordó que estos grupos disfrutan del apoyo financiero y material de su Gobierno.

Al Maliki explicó que se han creado 37 "Consejos de salvación", a los que hay que sumar 13 "Consejos de apoyo", milicias similares a los Sahwa, y que en ellos se han integrado 35.000 ex miembros de Al Qaeda.

Pese a las palabras de Al Maliki, la conferencia convocada por él, que se celebra en la "zona verde" de Bagdad, sufre el boicot de algunas facciones y partidos claves como el Frente de Consenso Iraquí y el Frente para el Diálogo Nacional (ambos suníes) o la Lista Iraquí (chií).

Estos partidos han acusado a la conferencia, la segunda que convoca Al Maliki dentro de Irak, de ser "propaganda para un Gobierno fracasado y una operación cosmética".