Público
Público

Alemania resucita el PIB europeo

El crecimiento germano se disparó en el primer trimestre, pero Bruselas enfría el optimismo

Guillem Sans Mora

Alemania vuelve a ser la locomotora económica de Europa. El Producto Interior Bruto (PIB) experimentó en el primer trimestre el mayor aumento en los últimos 12 años. El crecimiento intertrimestral fue del 1,5% , cinco veces más que en el periodo octubre-diciembre de 2007 y más del doble de lo que los expertos esperaban. La subida de la tasa interanual (respecto al primer trimestre de 2007) fue menos espectacular, pero igualmente reveladora, ya que pasó del 1,8% al 2,6%.


La última vez que el PIB alemán registró un aumento de esa intensidad fue en 1996, pero entonces el euro y el precio del petróleo no estaban por las nubes. ¿A qué se debe este crecimiento tan rápido y sorprendente? La explicación oficial es que "las inversiones brutas aumentaron en comparación con el cuarto trimestre de 2007 pero también, aunque en menor medida, por los datos del consumo". Parece que los alemanes se han recuperado del shock generado el año pasado por el aumento del IVA del 16% al 19%, una medida de la gran coalición gubernamental que se temía que frenara el consumo. Al impulso de este primer trimestre ha contribuido también la buena marcha del sector de la construcción, favorecido por el buen tiempo. La canciller alemana, Angela Merkel, ve en estos datos la prueba de la "capacidad de resistencia" de la economía alemana en tiempos difíciles.
El despegue del PIB germano compensó otros datos menos favorables de la economía europea, como la brusca de-saceleración de la economía española, y acabó por dar un empujón al crecimiento de la zona del euro, que pasó en tasa intertrimestral de un 0,4% a un 0,7% de subida.


Estos datos son una "muy buena noticia" para Alemania y también para el resto de socios europeos, según manifestó el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, informa Nayra Aguado desde Bruselas. Ésto se debe a que la economía germana es la "más importante de la zona euro", donde representa alrededor del 30%, por lo que su crecimiento "tiene buenas consecuencias no sólo para los ciudadanos alemanes y para las empresas alemanas sino, también, para el resto de los países europeos". Sin embargo, Almunia no quiso "lanzar todas las campanas al vuelo" ya que las previsiones auguran un "segundo trimestre menos optimista". De hecho, ese periodo será el "punto más difícil de atravesar", no sólo para Alemania sino también para el conjunto de la UE, según indicó el comisario europeo. Posteriormente, "a partir del tercer trimestre" el Ejecutivo comunitario prevé que las cifras de crecimiento se recuperen de forma progresiva.


El presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, se mostró menos ptimista en sus previsiones para la economía mundial y dijo que el ajuste se dejará notar todavía durante varios trimestres.

Más noticias de Política y Sociedad