Público
Público

Amenábar: "Ágora es una crítica a los fanatismos"

El director español presenta hoy su última película, que se estrenará el viernes en España

RAQUEL CASTILLO (REUTERS)

Una denuncia a la intolerancia, un retrato épico de los últimos días del Imperio Romano y de una mujer a contracorriente y un homenaje a la astronomía. Estos son sólo algunos de los ingredientes que Alejandro Amenábar recopila en Ágora, la que es ya la producción más cara del cine español.

Rodada en inglés y con un reparto internacional encabezado por la actriz británica Rachel Weisz, Max Minguella y Oscar Isaac, Ágora viaja hasta la Alejandría del siglo IV para recrearse en la historia de Hipatia, una astrónoma, matemática y filósofa que fue todo un símbolo de tolerancia y razón de la época.

La que es la quinta película de Amenábar ya se ha topado con algunas críticas por su retrato sobre el cristianismo en el Egipto de hace 1.600 años, un período muy turbulento en el cual convivieron paganos, cristianos y judíos y que se saldó con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría.

El director, ganador de un Oscar en 2004 con Mar Adentro, negó que Ágora fuera una especie de alegato contra el cristianismo, sino más bien una crítica a los fanatismos, que también perviven hoy en día. "La película denuncia a la gente que en un momento decide dejar de contrastar ideas, y desgraciadamente sigue pasando", ha declarado Amenábar el martes durante una rueda de prensa celebrada en la Biblioteca Nacional de Madrid.

"Hasta que hemos abierto los ojos, creíamos que todo giraba a nuestro alrededor. La astronomía nos dice lo contrario y eso genera estrés", ha agregado el cineasta, que debutó en 1996 con Tesis.

Después de tres años de estudio y documentación y de trabajar en una idea que evolucionó desde lo que iba a ser un homenaje a la astronomía, el personaje de Hipatia, considerado por muchos como la transición entre el Mundo Antiguo y el Medievo, surgió con fuerza para convertirse en el centro de la narración.

Para Rachel Weisz, ganadora de un Oscar por El jardinero fiel, la consideración de Hipatia como un mito en los pocos escritos que existen sobre ella, supuso una dificultad a la hora de construir el personaje. "Tuve que ignorar la condición mítica de Hipatia, leí muy poco acerca de la mitología. Me centré en el guión y extraje lo que la hace humana", ha afirmado la actriz durante la rueda de prensa.

Aunque Amenábar rodó por primera vez en inglés con Los otros, protagonizada por Nicole Kidman en 2001, el presupuesto de 50 millones de euros pesó en la decisión de plantear el filme como un proyecto internacional.

"La decisión de rodar en inglés vino por un lado por la visión económica (...) La opción más lógica era rodar en el latín del siglo XXI", ha afirmado el director.

El presupuesto de 50 millones de euros pesó en la decisión de plantear el filme como un proyecto internacional

El reparto se completa con un elenco en el que destacan Max Minguella (Syriana), que da vida al esclavo Davo, y Oscar Isaac (Red de mentiras), que interpreta al alumno de Hipatia y después prefecto de Alejandría, Orestes.

Para Isaac, la preparación de su personaje se consiguió a través de muchas conversaciones con el director, del que se declaró un fan. "No hubo que forzar mucho, sólo experimentar lo que significaba ser un hombre joven en esos tiempos", ha afirmado.

El equipo se trasladó a la fortaleza de Fort Ricasoli, en Malta, donde construyó los enormes decorados que recrean viviendas grecorromanas, templos paganos, la cátedra de Hipatia y la legendaria Biblioteca de Alejandría.

Nacido en Santiago de Chile en 1972, Amenábar ha compuesto además las bandas sonoras de todas sus películas, aunque en el caso de Ágora le ha cedido el testigo a Dario Marianelli.

La proyección internacional de Amenábar comenzó en 1997 con Abre los ojos, de la cual Cameron Crowe dirigió un 'remake' en Estados Unidos, interpretado por Tom Cruise, Penélope Cruz y Cameron Díaz.

Ágora se estrena el 9 de octubre en España y el 6 de enero llegará a Francia, para después ser presentada en Alemania. En Estados Unidos aún se está en conversaciones para un acuerdo con dos estudios.

"Esta noche no he pegado ojo", confesó el director antes de dar inicio a la rueda de prensa.

Más noticias de Política y Sociedad