Público
Público

Arranca la fiesta grande de San Sebastián con la tradicional izada de bandera

EFE

La tradicional izada de la bandera al ritmo del la marcha de San Sebastián ha dado inicio esta medianoche a la fiesta patronal de la ciudad, en la que más de 12.000 donostiarras tomarán la capital guipuzcoana durante 24 horas al ritmo de tambores y barriles.

El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, vestido de cocinero, y la concejal de Aralar Ainhoa Beola, tocada también con un gorro, han sido los encargados de izar la enseña donostiarra en la balconada de la biblioteca municipal, en la Plaza de la Constitución, que se encontraba repleta de público.

Minutos antes de la medianoche, los integrantes de la tamborrada de Gaztelubide, encargados de poner música a la izada, hicieron su entrada en la plaza, entre los aplausos de miles de personas que se disponían a entonar las populares obras del maestro Raimundo Sarriegui, quien compuso la marcha de San Sebastián hace 150 años.

A la hora señalada, la plaza exhibía escasas pancartas, aunque varias decenas de simpatizantes de la izquierda abertzale han subido al escenario y han exhibido enseñas en favor del traslado de los presos de ETA al País Vasco.

También entre el público se han desplegado, cuando ha comenzado a sonar la marcha de San Sebastián, varias pancartas en favor de los presos y de la legalización de la izquierda abertzale, sin que se hayan registrado incidentes.

Los manifestantes se han retirado ordenadamente del escenario una vez terminada la marcha de San Sebastián, mientras que las tamborradas han continuado con la interpretación del resto de piezas de Sarriegi.

El primer edil ha deseado que aunque bajen las temperaturas, como apuntan las previsiones meteorológicas, no llueva mañana y tanto los niños como los adultos puedan disfrutar de la tamborrada.

Ha destacado que San Sebastián es una ciudad que "quiere la paz, que quiere que acabe la violencia", tras lo que ha vaticinado que el proyecto donostiarra se alzará este año con la Capitalidad Europea de la Cultura 2016, motivo con el que se ha decorado hoy la fachada de la biblioteca municipal.

A partir de ahora, más de 12.000 donostiarras integrados en 111 tamborradas recorrerán la ciudad durante 24 horas de forma ininterrumpida al son de los tambores y barriles, mientras que mañana al mediodía serán los niños los que adquieran el protagonismo en la colorista tamborrada infantil, que reúne a 52 compañías.

Más noticias de Política y Sociedad