Público
Público

Ban afirma que el sismo de Haití muestra la generosidad y la necesidad del multilateralismo

EFE

La "generosa y rápida" reacción internacional al terremoto en Haití demuestra la importancia del multilateralismo, afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una entrevista con Efe en Naciones Unidas.

"Me conmueve la generosidad que se ha demostrado y me alienta mucho la alta importancia que la comunidad internacional da al multilateralismo", señaló el máximo responsable de la ONU antes de viajar a Londres para participar hoy en la Conferencia sobre Afganistán que copreside junto al primer ministro británico, Gordon Brown y el presidente afgano, Hamid Karzai.

Haití, que hace 16 días sufrió un devastador terremoto que ha destruido su capital casi por completo y causado más de 100.000 muertos y tres millones de damnificados, depende ahora de la comunidad internacional para reconstruir un país empobrecido económicamente y carente de instituciones sólidas desde antes.

"Como se ha demostrado en muchas ocasiones y es el caso del terremoto en Haití, un país o un grupo (de países) no pueden resolver este tipo de problemas. Se necesita el apoyo de toda la comunidad internacional", afirmó Ban.

El máximo responsable de la ONU subrayó que con el desastre de Haití ocurre lo mismo que con otros grandes problemas del siglo XXI como el cambio climático, la seguridad energética o la pobreza.

"Son temas que deben abordarse de manera global y que requieren de la solidaridad global", señaló Ban.

Preguntado por si la reacción de Estados Unidos ante el problema de Haití se debe de leer como una prueba del giro hacia el multilateralismo prometido por el presidente Barack Obama en septiembre pasado ante la Asamblea General de la ONU, Ban señaló que "la función (de las tropas estadounidenses) es humanitaria".

"He visto las preocupaciones expresadas por el envío de las tropas estadounidenses. Se nos ha asegurado claramente que su función es humanitaria y que la seguridad, así como la ley y el orden en la calle, son una responsabilidad de los cascos azules de la ONU y la policía nacional haitiana", señaló.

Unos días después del terremoto, EE.UU. asumió el control de la seguridad aérea haitiana a petición del presidente René Préval y desplegó a unos 12.000 militares, que se han encargado de distribuir y ordenar la entrega de la asistencia humanitaria.

El pasado 22 de enero, la ONU y EE.UU. firmaron en Puerto Príncipe un acuerdo que formalizaba el papel que esos efectivos desempeñan en Haití y que precisa que la misión de Naciones Unidas (Minustah) es la responsable de ayudar a las autoridades haitianas a mantener el orden, la estabilidad y el Estado de derecho.

El componente militar de Minustah, bajo el mando de Brasil, cuenta con unos 9.000 "cascos azules", a los que se suman otros 3.500 ya autorizados, encargados de mantener el control y la seguridad del país antillano junto a la mermada Policía Nacional.

"Como la policía haitiana quedó muy afectada, los cascos azules se han encargado de proporcionar esa seguridad", dijo Ban, que ha pedido ayuda financiera urgente a la comunidad internacional para reforzar a la policía nacional haitiana.

Precisó que "el Ejército estadounidense ha dejado claro que su responsabilidad es facilitar la rápida distribución de la ayuda humanitaria".

En cuanto a la respuesta que la comunidad internacional dio a la difícil situación del que ya era el país más pobre de América, Ban dijo a Efe que "ha ido muy bien y con mecanismos de coordinación bien estructurados".

Recordó que durante la Conferencia de Montreal (Canadá) celebrada esta semana se creó un centro unificado de operaciones, en el que están presentes la ONU, EE.UU., Canadá y otros países.

"Naciones Unidas seguirá desempeñando el papel de principal coordinador del esfuerzo y contribuiremos a reforzar la capacidad de actuación del Gobierno haitiano", afirmó Ban, que dijo que ahora "hay que centrarse en la recuperación y la reconstrucción a largo plazo".

La siguiente cita de la comunidad internacional para definir el montante con que a largo plazo se ayudará a reconstruir Haití será a finales de marzo en Naciones Unidas, "pero todavía no hay una fecha concreta. Tal vez el 22 ó 23 de marzo".

La ONU pidió 575 millones de dólares a la comunidad internacional poco después de la catástrofe y ya se ha obtenido "casi el 80% de lo solicitado. Es algo sin precedentes y extraordinario", consideró.

Superado el ecuador de su mandato y echando la vista atrás a la situación internacional y a desastres como el haitiano, Ban señaló que "han sido tres años con muchos desafíos" globales y regionales.

"Se necesita el multilateralismo... Nunca hemos visto una época en la que coincidan tantos desafíos globales, como el cambio climático, la pobreza, la crisis financiera, y todos requieren de una respuesta y una solidaridad global", afirmó Ban.

Aseguró que Naciones Unidas "tiene que estar en el centro de la acción. En ese sentido, me siento muy honrado de servir a esta organización como secretario general y continuaré abordando estos asuntos globales".

Más noticias de Política y Sociedad