Público
Público

Ban propone convocar una conferencia de donantes para asistir a Birmania

EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, propuso hoy la convocatoria, para la próxima semana, de una conferencia internacional de donantes para asistir a las víctimas del ciclón Nargis en Birmania (Myanmar).

Ban anunció su iniciativa en una reunión informal con embajadores en la Asamblea General de Naciones Unidas, en la que trató de la grave situación humanitaria en Birmania y en el suroeste de China, tras el terremoto de esta semana, dijo la portavoz de la ONU, Michele Montás.

La portavoz indicó que la conferencia tendría como fechas tentativas el 24 y 25 de mayo, pero no precisó en qué lugar se celebraría.

Aseguró que el secretario general espera que esa conferencia, así como una reunión que celebrarán el 19 de mayo los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), sirvan para generar el mismo nivel de ayuda financiera que se logró tras el tsunami que afectó a la ribera del océano Índico en 2004.

Ban conversó el pasado miércoles sobre una posible conferencia de donantes con el primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, después de que el mandatario propusiera públicamente la idea.

Montás agregó que Ban también mencionó a los embajadores que su subsecretario general para Asuntos Humanitarios, John Holmes, entregará en Rangún una carta dirigida a la cúpula de la Junta Militar birmana.

Holmes tiene previsto llegar el domingo a Birmania con el encargo de acelerar la distribución de ayuda a los damnificados, que la ONU calcula ascienden a entre 1,6 y 2,5 millones de personas.

Montás señaló que el secretario general reiteró a los embajadores su interés en mantener conversaciones con los militares birmanos sobre cómo la comunidad internacional puede asistirlos en las operaciones de ayuda a los damnificados.

El jefe de la Junta Militar de Birmania, el general Than Shwe, hasta el momento ha ignorado dos misivas anteriores y varios intentos del máximo responsable de la ONU de contactarlo por teléfono.

Montás no pudo precisar cuál será el itinerario de Holmes en Birmania, ni si las autoridades le darán permiso para visitar el castigado delta del río Irrawaddy, en el que no se permite la presencia de extranjeros.

El Gobierno birmano aceptó la ayuda enviada por la comunidad internacional, pero se reserva la responsabilidad de distribuirla y se resiste a dejar entrar a extranjeros para ayudar en las tareas de asistencia a los damnificados.

Solamente han extendido invitaciones a los países vecinos de India, Tailandia, China y Bangladesh para que envíen expertos en coordinación de grandes operaciones de socorro.

Naciones Unidas considera que la distribución de ayuda humanitaria sigue siendo insuficiente para poder atender las necesidades urgentes de los damnificados, que ahora se exponen al hambre y las enfermedades.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) reiteró hoy su temor de que los menores que sobrevivieron corren peligro si no se les asiste con rapidez.

Los equipos locales de la agencia de Naciones Unidas que han logrado llegar a las zonas más recónditas del delta aseguraron que la situación allí es "grave", dijo Montás.

La situación se ha visto agravada por las lluvias torrenciales que caen en la misma región devastada hace dos semanas por Nargis.

Más noticias de Política y Sociedad