Público
Público

Bankinter no distribuirá dividendos "al menos hasta octubre" ni su cúpula cobrará bonus

El banco mantiene en su agenda es sacar a Bolsa Línea Directa, aunque reconoce que las dificultades del confinamiento sí podrían provocar que el debut en bolsa no tenga lugar a final de año como preveía.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFE/Ballesteros
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFE/Ballesteros

Servimedia

Bankinter no repartirá dividendos, "al menos hasta octubre", como ha solicitado el Banco Central Europeo (BCE) ni su alta dirección cobrará el bonus, pero mantiene inalterado el plan de sacar Línea Directa a Bolsa cuando sea posible.

Así lo indicaron su consejera delegada, María Dolores Dancausa, y el director financiero, Jacobo Díaz, durante la presentación de unos resultados del primer trimestre que ya están condicionados por la crisis derivada de la pandemia.

Bankinter ganó 130 millones, un 10,3% menos, al haber destinado 107,3 millones a provisiones frente a potenciales insolvencias derivada de la crisis y la hucha irá a más a medida que se vayan conociendo sus efectos en la economía.

La suspensión del dividendo es a petición expresa del BCE al conjunto de la banca para que mantengan balances robustos y su solvencia les permita volcarse en dar liquidez y financiación a las empresas, autónomos y familias que lo precisen. "En octubre y, a la vista de la situación y recomendaciones, ya tomaremos la decisión sobre la política de dividendo", asumió Dancausa.

En cuanto a la retribución variable expuso que el Consejo de Administración no tiene y la alta dirección no la percibirá porque dependía de conseguir unos objetivos "enormemente exigentes que, como no puede ser de otra manera, no se van a cumplir por las dotaciones realizadas".

La banquera reivindicó su "plena confianza" en la capacidad de Bankinter "para superar estas pruebas", asegurando que el banco "no se ha parado", pese a que lo haya hecho el mundo. "Nosotros seguimos tirando con mucha mayor intensidad", abundó.

"Si alguien tiene capacidad para superar el tremendo impacto de la situación generada ese es Bankinter", insistió en alusión a la buena tracción de un negocio que, incluso, con el confinamiento ha demostrado dinamismo con un mayor uso de los canales online y por su base de partida.

De ese modo, encara el desafío con una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 10,23%, una solvencia CET1 fully loaded del 11,47%, casi sin vencimientos de deuda en los mercados y con un ratio de morosidad del 2,87%.

Sin embargo, su director financiero admitió que ya está observando una mayor dificultad en los procesos de recobro y la morosidad irá escalando. Por eso indicó que el banco tendrá que ir acopiando mayor hucha en provisiones a lo largo del año y su coste de riesgo, hoy situado en 43 puntos básicos, avanzará hacia los 50-70 puntos.

Dancausa indicó en varias ocasiones que ahora al banco le toca colocarse en "modo defensa", descartando de plano la posibilidad de abrazar compras e, incluso, dejando en un segundo plano mejorar la rentabilidad. "Claramente este no es el momento de crecer, ni en rentabilidad; estamos en modo defensa: defendiendo a los clientes, defendiendo los puestos de trabajo, defendiendo la solvencia de la entidad, a la inversión de los accionistas y, por supuesto, el valor intrínseco de entidad en la crisis".

Lo que sí está en agenda es sacar a Bolsa Línea Directa. "Estamos convencidos de las bondades y lo positiva que es la operación tanto para los accionistas como para Línea Directa y para el banco", indicó y explicó que el banco seguirá cumpliendo las sucesivas etapas para sacarla a cotizar.

No obstante, reconoció que las dificultades del confinamiento sí podrían provocar que el debut en bolsa no tenga lugar a final de año como preveía si se retrasa la aprobación necesaria por parte de las autoridades competentes.

Más noticias