Público
Público

El BCE dice que España debe tener una "valoración realista" de la banca

El organismo asegura que su misión no es "empujar a los Gobiernos" hacia el rescate. Draghi anuncia una revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para 2013

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha reconocido en una rueda de prensa en Fráncfort que 'el crecimiento económico de la zona del euro sigue débil' y que han aumentado los riesgos para las perspectivas económicas por la incertidumbre. 'Se espera que continúen debilitando el crecimiento las tensiones en algunos mercados de deuda soberana en la zona del euro y su impacto en las condiciones de crédito, el proceso de ajuste de los balances en el sector bancario y no bancario y el elevado desempleo esperado', ha declarado.

En la misma comparecencia, Draghi ha anunciado que el BCE mantiene sus previsiones de contracción económica para 2012, pero ha revisado ligeramente a la baja las de 2013. Draghi informó de que el organismo prevé ahora que la economía de la zona del euro se contraerá en 2012 una media del 0,1 % (con un rango de crecimiento entre un -0,5 y un 0,3 %), como había previsto en marzo. Para el 2013, pronostica que la economía de la zona del euro crecerá una media del 1 %, en un rango entre el 0 y el 2 %, lo que supone una pequeña revisión a la baja respecto a los pronósticos de marzo (entre el 0 y el 2,2 %).

A pesar del débil crecimiento, el consejo de gobierno del organismo monetario no ha variado los tipos de interés, que se mantienen en el 1%. Algunos analistas contemplaban la posibilidad de que el BCE decidiera reducir el precio del dinero, pero al final la entidad ha preferido esperar.

España, la situación de los bancos y la posibilidad de un rescate, ha protagonizado parte de la comparecencia de Draghi ante la prensa. El presidente del BCE ha recomendado que 'cualquier decisión sobre el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera debe basarse en valoraciones realistas de las necesidades de recapitalización de los bancos y el dinero' de que dispongan los gobiernos 'sin necesidad de tener apoyo exterior'.

Según el presidente del BCE, dicha valoración 'debe ser realista, basada en cifras y datos'. Draghi, además, ha declinado pronunciarse sobre la necesidad de que España solicite ayuda externa afirmando que 'no es misión del BCE empujar a los gobiernos a hacer algo', sino que 'es su propia decisión'.

La rueda de prensa de Draghi también ha servido para lanzar un mensaje de optimismo tras la promesa lanzada de que el BCE adjudicará liquidez ilimitada a un interés fijo hasta comienzos de 2013. El anuncio ha servido para atemperar los peores augurios sobre la situación económica española y por ello el Tesoro espera captar mañana un máximo de 2.000 millones de euros en distintas emisiones, entre ellas una a diez años.

'No es misión del BCE empujar a los gobiernos a hacer algo, es su propia decisión'

Dos semanas de intensos rumores sobre el posible rescate de España o, al menos de su sector financiero, han situado la prima de riesgo española en su nivel más alto desde la creación del euro, por encima de 500 puntos básicos, al tiempo que la bolsa española se hundía a su nivel más bajo de los últimos nueve años. Hoy, los mercados parecían dar un respiro, pero el diferencial ha vuelto a repuntar.

La reiterada negativa de la canciller alemana, Angela Merkel, a cualquier operación para recapitalizar la banca española a través de emisiones de deuda europea -eurobonos- daba paso al apoyo de los siete países más industrializados del mundo a las tesis españolas. El Gobierno de Mariano Rajoy ha reclamado con insistencia la unión fiscal y financiera en el seno de la Unión Europea, al que el G-7 brindó el lunes su apoyo explícito. Además, esta mañana la Comisión Europea ha vuelto a anunciar su intención de estudiar  'seriamente' la opción de usar el fondo comunitario de rescate para recapitalizar directamente a los bancos.