Público
Público

Berlusconi clama por la violación de su intimidad en la difusión de sus fotos

"Son fotos inocentes", dice en relación con las fotos publicadas por 'El País'. El primer ministro italiano denunciará al diario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró este viernes que 'no hay ningún escándalo' en las fotos publicadas hoy por el diario El País, pero que se trata de imágenes tomadas en su residencia de Cerdeña y ello supone 'una violación de la intimidad y una agresión escandalosa'.

Berlusconi hizo estas declaraciones hoy en radio Anch'io, donde ha manifestado que se trata de fotos 'inocentes'.

'Yo recibí a una delegación de la República Checa y no es posible que una persona a un kilómetro de distancia se entrometa y tome fotos del interior de una casa. El derecho a la intimidad debe de ser tutelado y, sobre todo, en presencia de huéspedes ilustres', refirió.

Preguntado sobre el 'top less' de las chicas que aparecen en las fotos, Berlusconi se limitó a responder al entrevistador: '¿Es qué usted se ducha vestido?'.

'Estas chicas -mantuvo- se están bañando en un jacuzzi privado en el interior de una casa destinada a los huéspedes y han sido agredidas de forma escandalosa'.

El diario El País publica este viernes una serie de fotografías de las compañías femeninas de Silvio Berlusconi en Villa Certosa, la mansión que el primer ministro de Italia posee en Porto Rotondo, en la isla de Cerdeña.

Nicolò Gheddini, abogado del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha anunciado que interpondrá una demanda contra el El País por haber publicado las fotos de las fiestas del mandatario en su residencia y que habían sido confiscadas por la Fiscalía de Roma.

'Estamos procediendo a depositar en España una denuncia contra El País', anunció Ghedini al diario digital Affariitaliani.it.

'Son fotografías que provienen de un delito pues han sido confiscadas en Italia porque se consideran que son fruto de un comportamiento antijurídico y por tanto, son ilegales; por eso es evidente que no pueden ser adquiridas en ninguna parte del mundo', afirmó.

El abogado agregó que quien las compra en cualquier parte de mundo comete un delito, algo que deberían saber los periodistas del El País.

'Hemos encargado esta mañana al profesor Oliva de Madrid que presente una denuncia y él verá cuál es la competencia territorial', añadió el abogado, sin dar más precisiones sobre este profesional.

Ghedini advirtió además que se llevarán a cabo acciones en un tribunal civil para todos aquellos que vuelvan a publicar en Italia las fotografías aparecidas en El País.

El reportero Antonello Zappadu tomó en los dos últimos años cientos de instantáneas registradas en la Villa Certosa, la casona sarda de Berlusconi, imágenes que fueron secuestradas por la Fiscalía romana a finales de mayo.

En las escenas, recogidas por Zappadu en agosto del año pasado y publicadas hoy, se puede ver a Berlusconi en los alrededores de su residencia junto con algunas jóvenes.

Otras imágenes captan momentos en que otras toman el sol en 'top less' junto a la piscina, e incluso se puede observar en una de ellas a un hombre desnudo que se dispone a recoger una toalla del suelo.

Salvo el rostro de 'Il Cavalieri', todos los de sus invitadas e invitados fueron pixelados (borradas) por Zapaddu con el fin de preservar la privacidad de los huéspedes de Villa Certosa.

Berlusconi denunció a Zapaddu al Defensor de la Privacidad y a la fiscalía por violación de la intimidad e intento de estafa en relación a las imágenes, tras conocerse que el fotógrafo intentó venderlas a la revista Panorama, publicación vinculada a una de las empresas editoriales del primer ministro.

A finales del pasado mayo la Fiscalía de Roma secuestró el archivo fotográfico de Zappadu, algunas de cuyas fotos hoy publica el periódico, y que hasta la fecha estaban ocultas a la opinión pública.

Entre el material gráfico secuestrado figuran imágenes de una fiesta celebrada por Berlusconi en su misma residencia de Cerdeña la pasada Navidad, en las que supuestamente aparecían jóvenes menores de edad, entre ellas Noemi Letizia.

Más noticias en Política y Sociedad