Público
Público

La bolsa baja el 0,67% y desciende a 12.800 por las pérdidas de la banca

EFE

La bolsa española bajó hoy el 0,67 por ciento y se aproximó a 12.800 puntos, afectada por la bajada de la banca, el alto precio del crudo y el descalabro de Wall Street el pasado viernes.

El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, cedió 85,90 puntos, el 0,67 por ciento, y acabó la sesión en 12.823,90 puntos.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid perdió el 0,74 por ciento; el Ibex Medium, el 2,15 por ciento, y el Ibex Small Caps, el 1,87 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,571 dólares, Londres bajó el 0,49 por ciento y Milán, el 0,1 por ciento, mientras que Fráncfort subió el 0,17 por ciento y París, el 0,08 por ciento.

La caída del 3,1 por ciento de Wall Street el pasado viernes por el encarecimiento del petróleo -el Brent subió más de 10 dólares por barril hasta el máximo histórico de 138,12 dólares- y el aumento del paro estadounidense determinó la apertura a la baja del mercado nacional.

Con la huelga de transportistas encima y con la banca a la baja -Barclays podría hacer una ampliación de capital de 3.000 millones de libras-, la bolsa empezó el día con una bajada moderada, pero rápidamente aumentó hasta cerca del 2 por ciento, con lo que llegó a perder el nivel de 12.700 puntos.

La caída se producía a pesar de que al comienzo de la mañana la cotización del Brent se mantenía alrededor de 136,5 dólares. La caída del crudo a 134 dólares permitió que algunas plazas europeas abandonaran las pérdidas y que el mercado español se aproximara una hora antes del mediodía al nivel de cierre del viernes, 12.900 puntos.

Con los altibajos del crudo y del euro, que por la bajada del Brent subía hasta 1,584 dólares, la bolsa descendió hasta 12.800 puntos.

Sobre ese precio se mantuvo hasta que comprobó que Wall Street abriría con ganancias, que se incrementaron tras conocerse el aumento del 6,3 por ciento de las ventas pendientes de viviendas en abril en Estados Unidos.

Mientras el mercado neoyorquino ignoraba con una subida del 0,8 por ciento la caída de las empresas tecnológicas y que Lehman Brothers anunciaba que ampliaría capital en 6.000 millones de dólares y que perdería cerca de 2.800 millones, el mercado español se aferró al cierre a los 12.800 puntos.

De los grandes valores bajaron Banco Santander, el 1,37 por ciento; Telefónica, el 0,85 por ciento, y BBVA, el 0,82 por ciento, mientras que subieron las empresas energéticas por el empuje del sector a nivel internacional, con lo que Iberdrola ganó el 0,91 por ciento, la mayor subida del Ibex, y Repsol, el 0,38 por ciento.

Sacyr encabezó las pérdidas del Ibex al bajar el 3,93 por ciento, mientras que Mapfre bajó el 3,88 por ciento; Bankinter, el 3,78 por ciento, perjudicada por un informe desfavorable; FCC, el 3,57 por ciento; Iberia, el 3,11 por ciento, por el alto precio del crudo, y Telecinco, el 3,07 por ciento.

En el Ibex, tras Iberdrola se situó Gamesa, con un avance del 0,79 por ciento; Unión Fenosa ganó el 0,74 por ciento, lo mismo que Inditex, favorecida por la próxima presentación de resultados, en tanto que Banco Popular ganó el 0,64 por ciento después de que se conociera que el inversor Ram Bahvnani pidió permiso para comprar más de 5 por ciento de su capital.

En el mercado continuo, la mayor caída volvió a corresponder a Cleop, el 18,03 por ciento, en tanto que Prisa, que podría entrar en el Ibex en sustitución de su filial Sogecable, bajó el 5,63 por ciento, mientras que Aguas de Barcelona comandó las ganancias al subir el 2,06 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía nueve centésimas, hasta el 4,77 por ciento. En el mercado continuo se negociaron 3.928 millones de euros, de los que algo menos de 500 procedieron de operaciones efectuadas por inversores institucionales.

Más noticias de Política y Sociedad