Público
Público

Las bolsas asiáticas suben tras una semana de altibajos históricos

EFE

Las Bolsas de Asia finalizaron la semana al alza, tras varias jornadas de máximos y mínimos históricos, ante el acuerdo global de lucha contra la crisis financiera global de los líderes de los países más industrializados.

Durante las dos últimas semanas las fluctuaciones en los mercados asiáticos han sido como el recorrido de una montaña rusa, especialmente en la Bolsa de Tokio, donde en los últimos cuatro días se registró un repunte y una caída de dos dígitos respectivamente.

El índice MSCI Asia-Pacífico, que mide la temperatura bursátil de la región, subió el 1,6 por ciento esta semana hasta situarse en los 87,29 puntos.

A pesar del repunte del índice de Morgan Stanley, muchas plazas asiáticas, como es el caso de Hong Kong, Seúl o Shanghai y la mayoría de las Bolsas del sudeste asiático, cerraron la semana en negativo.

La Bolsa de Tokio, cerrada el lunes por ser jornada festiva en Japón, fue la última en apuntarse a los repuntes meteóricos del resto de parqués asiáticos, tras el anuncio de medidas globales contra la crisis acordadas el viernes anterior en Washington durante una reunión del G-7.

De esta manera, el Nikkei ganó el martes el 14,15 por ciento, su mayor subida en porcentaje de la historia.

Sin embargo, y a pesar de los acuerdos globales de lucha contra la crisis, la segunda Bolsa más importante del mundo se tropezó el jueves con unos inversores escépticos ante los planes de rescate y cayó el 11,4 por ciento, su mayor retroceso desde 1987.

Así, tras una semana de máximos y mínimos históricos, el Nikkei se situó el viernes en los 8.693,82 puntos, tras haber ganado un 4,80 por ciento durante la semana.

La Bolsa de Hong Kong, por su parte, se apuntó también a la estela de altibajos del Nikkei.

Sin embargo, y al contrario que el selectivo tokiota, el índice Hang Seng finalizó la semana con una caída del 1,67 por ciento, hasta los 14.554,21 enteros, marcando su séptimo retroceso semanal consecutivo y su peor racha desde octubre de 2002.

A pesar de la situación actual, el jefe ejecutivo de Hong Kong, Donald Tsang, destacó esta semana lo robusto del sistema financiero local, si bien no ocultó la gravedad de la situación, a la que denominó "tsunami financiero", y la comparó con la crisis de 1997.

En el caso de la Bolsa de Shanghai las pérdidas semanales fueron del 3,62 por ciento hasta los 1930,65 puntos, a pesar de que el viernes este parqué cerró al alza empujado por los resultados del jueves en Wall Street.

Uno de los mercados asiáticos más afectados por la situación de inestabilidad financiera global es el de Seúl, con un índice Kospi que esta semana acumuló pérdidas del 5,15 por ciento, hasta situarse en los 1.180,67 enteros, su nivel más bajo de los últimos tres años.

Además, la situación de la divisa surcoreana, el won, que ha perdido desde enero un 30 por ciento de su valor, tampoco es demasiado alentadora.

La situación es tan grave que las autoridades surcoreanas se han visto obligadas a intervenir para evitar una hecatombe económica, y así, el Banco de Corea (BOK) decidió ayer que reformará el mercado de suministro de dólares a la economía para impedir un desplome mayor de la moneda local.

Por su parte las Bolsas del sudeste asiático cerraron la semana con pérdidas generalizadas, excepto en el caso de los mercados financieros de Tailandia, donde el índice SET subió el 4,11 por ciento, y el de Vietnam, donde el VNIndex remontó el 0,90 por ciento.

La bolsa más perjudicada de la semana en el sudeste de Asia fue la de Yakarta, en Indonesia, donde el índice JKSE cayó un 3,73 por ciento.

De cerca le siguieron las plazas de Singapur, que retrocedió el 3,72 por ciento; Kuala Lumpur, con una caída del 3,18 por ciento, y Manila, que bajó un ligero 0,02 por ciento.

Más noticias de Política y Sociedad