Público
Público

La borrasca Filomena azota con fuerza y provoca problemas en los transportes por tren, aire y por carretera

Las históricas nevadas que azotan al país desde este jueves han provocado numerosos cortes de carreteras, suspensiones y retrasos en el transporte ferroviario y aéreo, además del cierre del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Vista de la M30 este viernes desde el puente de la avenida Ramón y Caja, en Madrid.
Vista de la M30 este viernes desde el puente de la avenida Ramón y Caja, en Madrid. Rodrigo Jiménez / EFE

público | AGENCIAS

Las históricas nevadas que deja la borrasca Filomena desde este jueves en buena parte de España han provocado, además de numerosos cortes de carreteras, cancelaciones y retrasos en los trenes y suspensiones de vuelos y enlaces marítimos, el cierre del aeropuerto de Madrid y el cierre en varios tramos de las autovías de circunvalación de la capital.

Aunque las nevadas más intensas se prevén según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la próxima madrugada, los servicios de transporte, en especial por carretera y ferrocarril, ya se han visto afectados por las precipitaciones y las fuertes rachas de viento que está dejando la borrasca, que recorre España de sur a norte y se prevé continúe activa hasta el lunes próximo.

Madrid, ante su mayor nevada en décadas

Madrid es una de las comunidades más afectadas por los efectos de la borrasca, que ha dejado cantidades de nieve poco habituales.

Aena ha decidido paralizar desde primeras horas de la noche las operaciones en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas debido a las malas condiciones de las pistas y de visibilidad y después de que se comenzara a aplicar el procedimiento de desvío de vuelos.

Según han explicado fuentes del gestor aeroportuario, se va a seguir trabajando en la limpieza de las pistas del aeropuerto, para volver a operar en cuanto mejoren las condiciones meteorológicas.

Las fuertes nevadas han obligado a cerrar Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y desviar aviones

La Comunidad de Madrid, que se encuentra en alerta roja y naranja por nevadas, permanece desde primeras horas de la tarde cerrada al tráfico de camiones y vehículos articulados.

La gran cantidad de nieve ha obligado incluso a cortar algunos puntos de las autovías de circunvalación y accesos a la capital.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha explicado en declaraciones en TVE que hay cortes en la A-3, A-4 y M-40 y que es obligatorio el uso de cadenas en la A-42, A-5, A-2 y A-6. Además ha habido embotellamientos por coches detenidos en la M-30.

Todos los túneles urbanos de la capital permanecen cerrados por la acumulación de nieve, el Ayuntamiento ha informado de la anulación de los parquímetros y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha avisado de que "previsiblemente a partir de las diez de la noche será necesario circular con cadenas por las calles de la ciudad".

El Metro, por su parte, está funcionando sin apenas incidencias y se espera que la línea 8, que une Nuevos Ministerios con el aeropuerto, permanezca abierta y en servicio durante toda la noche para garantizar el traslado de viajeros.

La Comunidad de Madrid ha solicitado la noche de este viernes la activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), dependiente del Ministerio de Defensa, para colaborar en las labores de atención y rescate a los miles de conductores atrapados en las carreteras de la región.

Carreteras cortadas a lo largo del país

A lo largo de toda la geografía española se han repetido los cortes de carreteras, los llamamientos de las autoridades a evitar desplazamientos innecesarios y la suspensión de numerosas actividades, entre ellas las deportivas.

En Castilla-La Mancha, una de las regiones más afectadas por las nevadas, se encuentran cortadas más de un centenar de carreteras tanto de la red principal como de la secundaria, y cinco están cerradas totalmente en la secundaria, cuatro en la provincia de Ciudad Real y otra en Toledo, en cuya capital ha ido necesario el uso de cadenas en el casco urbano.

La capital toledana ha pedido ayuda a la Unidad Militar de Emergencias (UME) para volver a poner en marcha el transporte urbano, prácticamente paralizado por la nevada.

En Andalucía se han producido cortes de carretera por nieve y hielo y un padre y su hijo menor de edad han sido trasladados al hospital Punta Europa de Algeciras (Cádiz) tras sufrir heridas de consideración al caerse sobre ellos un muro.

Además, se ha suspendido el tráfico de camiones en Jaén en sentido Madrid por el temporal y ha condicionado la apertura de la estación de Sierra Nevada, que ofrece solo cuatro kilómetros esquiables por las fuertes rachas de viento.

En Castilla-La Mancha, una de las regiones más afectadas por las nevadas, se encuentran cortadas más de un centenar de carreteras 

En Aragón, en la provincia de Teruel se han suspendido las clases en 13 colegios y el mercadillo ambulante del sábado; mientras el Ayuntamiento de Teruel ha ofrecido alojamiento a las personas sin hogar el albergue de transeúntes.

En La Rioja se encuentran cerrados los puertos de Montenegro y Peña Hincada, en Viniegra y Ortigosa, en el Camero Nuevo y son necesarias las cadenas en La Rasa y Sancho Leza, en Muro y Laguna, en el Camero Viejo.

En Asturias, la Aemet ha informado del riesgo de aludes en los Picos de Europa, que será más intensos en el fin de semana y pueden provocar avalanchas con el peligro para personas y vehículos.

En Canarias, el temporal de precipitaciones y viento ha provocado el cierre de carreteras de acceso al Teide por la Orotava y La Esperanza; asimismo el desprendimiento de rocas y tierra ha dejado en los últimos días un centenar de incidencias en la isla de Gran Canaria y en las últimas horas ha provocado el cierre de tres carreteras.

En Cantabria se encuentran cerrados tres puertos por la nieve: Lunada (CA-643), Estacas de Trueba (CA-631) y La Sía (CA-665).

En Catalunya, el Govern ha pedido restringir al máximo la movilidad durante el fin de semana y que no se salga de casa si no es "indispensable e inaplazable", ante la previsión de un temporal "severo" de nieve, viento y mala mar, por el que se prohibirá la circulación de camiones de más de 7,5 toneladas.

Retrasos y suspensiones en los trenes

Las fuertes nevadas y la acumulación "excesiva" de nieve a lo largo de la línea de Alta Velocidad Madrid-Cuenca-Valencia ha obligado a Renfe a suprimir los cuatro últimos servicios de este viernes, según han informado fuentes de la entidad ferroviaria.

Renfe ha establecido además limitaciones de velocidad en las líneas de alta velocidad que unen Madrid con Sevilla, Málaga, Valencia, Alacant y Barcelona, por la borrasca Filomena, lo que puede llevar a demoras superiores a los quince minutos, según ha informado la operadora en Twitter.

También ha comenzado a informar en la misma red social de la suspensión de viajes de su servicio de Alta Velocidad (AVE) previstos para este sábado.

Por su parte, Adif ha comunicado la suspensión de la circulación de los trenes de Cercanías del núcleo de Madrid desde las 22.00 horas

Más de 1.300 quitanieves

Ante el anuncio de nevadas más intensas en las próximas horas las autoridades tanto locales, como autonómicas y estatales han dispuesto dispositivos especiales con quitanieves, toneladas de sal y servicios de emergencias y rescate.

El Ministerio de Transportes ha dispuesto 1.305 máquinas quitanieves y 221.508 toneladas de fundentes para hacer frente a las nevadas en Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, El País Valencià, Extremadura, La Rioja, Madrid y Región de Murcia.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha asegurado que hay "suficientes medios" y además "han funcionado". "No nos ha pillado por sorpresa, estaban claras las previsiones y yo diría que se ha montado el dispositivo más importante de la historia en este sentido", ha incidido en declaraciones a Antena 3. Ábalos ha insistido en que se eviten los desplazamientos innecesarios

Más noticias de Política y Sociedad