Público
Público

Botox, seguro y eficaz para tratar problema de niños con retraso

Reuters

Las inyecciones de toxinabotulínica A (BTX-A) son una manera efectiva y segura de tratarla producción excesiva de saliva en los niños con problemasneurológicos, concluyeron los autores de un nuevo estudio.

El 71 por ciento de las personas a cargo de uno de estosniños dijo que la cantidad de saliva del paciente disminuyódespués del tratamiento, indicaron el doctor Paolo Campisi, dela University of Toronto en Ontario, y colegas en Archives ofOtolaryngology-Head and Neck Surgery.

A la luz de informes recientes sobre muertes ycomplicaciones graves tras el uso de inyecciones de BTX-A enniños con problemas neurológicos, los expertos revisaron a 45pacientes tratados con 91 inyecciones de BTX-A administradasbilateralmente en las glándulas salivales.

Todas las inyecciones fueron guiadas por ultrasonografía yrealizadas bajo sedación o anestesia general.

El tiempo promedio de efecto del tratamiento fue de 4,6meses. Hubo 24 complicaciones en 15 pacientes, siete de lascuales fueron definidas como importantes en base a la escaladel Sistema de Clasificación de Complicaciones de la Sociedadde Radiología Intervencional.

El trastorno más grave fue una neumonía por aspiración quedesarrolló un paciente después de cada una de tres inyeccionesque se le aplicaron.

El 80 por ciento de los cuidadores dijo que el tratamientomejoró la calidad de vida del niño. El 13 por ciento señaló queno halló diferencia y el 7 por ciento restante, que los chicosen verdad estaban peor luego de la terapia.

El 60 por ciento de las personas al cuidado de los pequeñosindicó que estaba satisfecho con el tratamiento, mientras queel 38 por ciento manifestó lo contrario y el 2 por ciento noestaba seguro.

Si un niño tenía o no complicaciones no afectó lasatisfacción del cuidados, según señalaron los autores. "Dehecho, el control exitoso de la sialorrea (producción excesivade saliva) era más importante para las cuidadores que eldesarrollo de una complicación menor o transitoria",manifestaron.

El equipo expresó que las inyecciones de toxina botulínicapodrían beneficiar a los niños con condiciones neurológicascomo la parálisis de Bell, el retraso mental y la parálisiscerebral, y finalizaron: "La investigación actual ayudará adefinir protocolos de tratamiento estandarizados para mejorarmás la calidad de vida de los chicos afectados".

FUENTE: Archives of Otolaryngology-Head and Neck Surgery,online 17 de enero del 2011

Más noticias de Política y Sociedad