Público
Público

Bruselas investiga 250 urbanizaciones sin agua

Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y la Comunidad Valenciana son las comunidades afectadas // Algunos proyectos están ya en construcción aunque carecen de recursos hídricos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En Ugíjar, un pequeño pueblo de la alpujarra granadina, el agua llega en tubos desde el municipio de Alcolea, en Almería. Sus habitantes, antes de la construcción de este sistema, estaban más que acostumbrados a los cortes en el suministro. Y no hace mucho, este verano, el grifo ha estado seco en El Cherín, uno de los núcleos anejos.

En este punto se prevé la construcción de casi 800 viviendas y un campo de golf de 19 hoyos. El pueblo, actualmente, tiene unas 900 casas. Si ahora escasea el agua, ¿cómo se va a abastecer la macrourbanización proyectada?

Ugíjar está desde ahora en el punto de mira de la Comisión Europea, que ha abierto una investigación en busca de construcciones sin garantías hídricas suficientes. Los proyectos que se analizarán están proyectados o ya en construcción, pero carecen del visto bueno de las confederaciones hídricas pertinentes. Entre ellos, además de urbanizaciones, hay espacios turísticos, hoteles y campos de golf.

Para el eurodiputado David Hammerstein, de los Verdes, cuya carta de protesta ha provocado la investigación, son más de 250 y afectan a Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y la Comunidad Valenciana, pero sobre todo a estas dos últimas autonomías, que acumulan más de la mitad de los casos.

Procedimiento de infracción

'La investigación es en sí misma un símbolo que nos da fuerza moral y legal para luchar contra los excesos', afirma Hammerstein, que recuerda que, aunque la Comisión no tiene grandes competencias en urbanismo, sí disfruta de ellas en cuestiones de medio ambiente, y una directiva sobre el agua obliga a respetar 'la calidad y la cantidad a medio y largo plazo'.

La Comisión envió hace unos días una carta al Gobierno para la que espera respuesta en un plazo de dos meses. En ella reclama a las autoridades españolas 'que identifiquen los proyectos que cuentan con la opinión negativa de las confederaciones hidrográficas y que detallen la cantidad de agua que necesitarían para garantizar el suministro'.

En caso de confirmarse las sospechas, el ejecutivo comunitario no descarta cursar un procedimiento de infracción o en último caso llevar a España a los tribunales.

El departamento del comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, recalca que 'la Directiva Marco del Agua establece una obligación de conservar la calidad del agua de aquí a 2015 y la Comisión puede actuar contra los desarrollos urbanísticos que impidan ese objetivo', aunque recuerda que esta investigación es 'preliminar' y todavía no se pueden dar por ciertas las infracciones.

Sin precedentes
Hammerstein atribuye las irregularidades a 'la sed insaciable del ladrillo' que 'no respeta ni la escasez de agua'. Tanto la Comisión como los Verdes aseguran que no hay precedentes de una investigación parecida, que se enmarca dentro de la preocupación con la que desde Bruselas se siguen los casos de urbanismo desaforado del Levante Español.

En los últimos años, la Comunidad Valenciana ha visto uno de sus planes de urbanismo censurado por la UE y en estos momentos una comisión del Parlamento Europeo trabaja en la elaboración de un informe que podría poner, negro sobre blanco, las desastrosas consecuencias del urbanismo desaforado.

La Costa del Sol
En Andalucía, el desastre urbanístico de Marbella hizo encender las luces de alarma. La oposición, en el caso de Ugíjar, llegó a acusar al gobierno local (PSOE) de dar una patada al modelo de la Alpujarra. 'El modelo de desarrollo urbanístico-económico basado en los campos de golf es un modelo agotado como muestra claramente la Costa del Sol', advirtió el grupo municipal de Izquierda Unida.

Según sus alegaciones, este proyecto supone la recalificación de casi dos millones de metros cuadrados de suelo no urbanizable que pasarán a convertirse en suelo urbanizable. 'Es -denuncian- un claro fenómeno especulativo que no beneficia al interés general sino a unos pocos particulares y a una empresa foránea; en lenguaje periodístico y de la calle, estamos asistiendo al intento de un auténtico pelotazo urbanístico'.

1 Administración hidráulica. La reforma de la Ley de Aguas, aprobada en 2001, con Cristina Narbona como ministra de Medio Ambiente, estableció la obligatoriedad de que las Confederaciones Hidrográficas emitieran un informe previo sobre los planes de las CCAA relativos al uso del agua.

2 Ordenación del territorio.Las materias sobre las que deben pronunciarse las Condereaciones Hidrográficas incluyen medio ambiente, ordenación del territorio y urbanismo, espacios naturales, pesca, montes, regadíos y obras públicas de interés regional, ya que todos estos aspectos tienen relación con el aprovechamiento de las aguas continentales y el dominio público hidráulico.

3 Aprobación ministerial. El Ministerio de Medio Ambiente debe emitir un informe vinculante cuando se apruebe o modifique la planificación urbanística que afecte a terrenos, obras e infraestructuras previstas en el Plan Hidrológico Nacional.

4 Zona inundable. Los organismos de cuenca deben informar a las administraciones competentes en urbanismo de los estudios sobre avenidas y zonas inundables, para que se tengan en cuenta en la planificación del suelo.

5 Protección. Cuando los planes hidrológicos de cuenca establezcan reservas de agua o de terrenos y zonas de protección, se deberán respetar al elaborar los planes de urbanismo, según la Ley de Aguas.  

 

 

Más noticias en Política y Sociedad