Público
Público

Capturado en México Eduardo Arellano Félix, cabecilla del cártel de Tijuana

EFE

El Ejército y la policía federal mexicanos capturaron en el noroeste de México a Eduardo Arellano Félix, alias "El Doctor", un importante miembro del cártel de Tijuana buscado por la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), informaron hoy fuentes oficiales.

Portavoces de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informaron hoy en varias ruedas de prensa de que la detención se produjo durante un registro a una vivienda en Tijuana, ciudad del estado de Baja California vecina a San Diego (California, EE.UU.).

En la acción fueron arrestados la hija de Eduardo Arellano, identificada como Alicia Bracamontes, y otro presunto narcotraficante aún sin identificar que responde al alias de "Güero Camarón".

A los tres se les confiscaron un fusil AK-47 y una pistola, más de 12.000 dólares, cartuchos, cargadores, chalecos antibalas y dos granadas de fragmentación.

Las detenciones se produjeron la noche del sábado al realizar militares y policías federales un registro en una vivienda en la zona de la delegación La Mesa en Tijuana, donde vivía con el nombre de Samuel Bracamontes junto con su hija Alicia.

Inicialmente no se supo la identidad de los capturados, pero esta mañana la SSP y el Ejército, confirmaron que se trataba de Eduardo Arellano Félix, alias "El Doctor", hermano de Benjamín y Francisco Javier Arellano, ambos arrestados en los últimos años y entregados a EE.UU., y de Ramón Arellano, fallecido en 2002.

Nacido en Culiacán, Sinaloa, el 10 de noviembre de 1956, Eduardo Arellano asumió un puesto destacado en el cártel de Tijuana hace poco más de dos años, después de que fuera detenido en aguas internacionales por agentes de la Guardia Costera estadounidense Francisco Javier Arellano Félix, alias "El Tigrillo".

Se presume que el cártel lo encabezaban el ya detenido junto con su sobrino, Fernando Sánchez Arellano, hijo de Enenedina Arellano, hermana de "El Doctor".

Por el detenido la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA, por su sigla en inglés) ofrece desde 2003 una recompensa de hasta 5 millones de dólares.

Las autoridades estadounidenses consideran que el presunto narcotraficante era una de las piezas clave en la red de importación y distribución de cocaína y marihuana hacia EE.UU., y que está implicado en actividades de lavado de dinero.

Más noticias de Política y Sociedad