Público
Público

Casillas celebró con una victoria su partido cien en la Liga de Campeones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iker Casillas, portero del Real Madrid, celebró con una victoria ante el Zúrich su partido número cien (dos en la fase de clasificación) en la Liga de Campeones, una cifra que coloca al guardameta entre los diez jugadores de la historia que más encuentros han disputado en la competición europea.

Han pasado diez años desde que debutará en el estadio Spyros Louis del Olympiacos griego. Fue un 15 de septiembre de 1999 y el jovencísimo Iker Casillas recibió del conjunto heleno tres goles. El marcador final acabó en tablas y así se estrenó el guardameta merengue en la máxima competición continental.

Diez años después, Casillas se instala en el olimpo de los jugadores que han jugado cien partidos en la Liga de Campeones. De hecho, el centenario sólo ha sido alcanzado por once futbolistas de la talla de Raúl González (130 partidos con el de hoy), el brasileño Roberto Carlos (120), el galés Ryan Giggs (118), el italiano Paolo Maldini (109) o el inglés Paul Scholes (108).

Junto al alemán Oliver Kahn (103 encuentros), el ex portero del Bayern de Múnich, ya retirado, Casillas es el único en su puesto que alcanza la cifra redonda de cien partidos. Y, a sus 28 años, aún tiene mucho tiempo para pulverizar todos esos récords.

El viaje de Casillas durante la última década por la Liga de Campeones está lleno de grandes momentos. Jugó la final de 2000 ante el Valencia que ganó el Real Madrid por 3-0. También lo hizo contra el Bayer 04 Leverkusen alemán en 2002. Aquel partido, tal vez es el más emotivo para Casillas en la competición continental.

Antes de la final ante los germanos perdió la titularidad, que fue a parar en la figura de César Sánchez. Con el correspondiente debate mediático, el partido para alzarse con la novena comenzó con Casillas en el banquillo. A los 68 minutos, con el choque 2-1 favorable para el Real Madrid, César se lesionó y Casillas entró en acción.

Fueron sólo 22 minutos, pero salvó a su equipo del empate y la prórroga. Se coronó como uno de los jugadores más importantes de la final. Sus guantes calmaron el asedio final del Bayer Leverkusen. El 15 de mayo de 2002 siempre estará en la memoria de Casillas.

Después, nunca más consiguió alcanzar una final con su equipo. Han pasado siete años. En 2003 fue eliminado por la Juventus en semifinales; en 2004, el Mónaco, en cuartos, hizo lo mismo que los italianos; en 2005, la Juventus, de nuevo, se cargó a los madridistas en octavos; en la misma ronda cayó en 2006, 2007, 2008 y 2009 ante Arsenal, Bayern de Múnich, Roma y Liverpool respectivamente.

Han sido años de sequía para Casillas en la Liga de Campeones. Sin embargo, se encuentra en su mejor momento profesional. No sólo ha cumplido cien partidos en Liga de Campeones con el Real Madrid. También celebró hace poco el centenario con la selección española.

Hoy, ante el Zúrich, con una actuación fantasmal (apenas le dispararon a portería), vuelve a hacer historia. Seguro que espera sumar más partidos en esta competición. Y cuanto antes, mejor. Eso significaría que el Real Madrid ha atravesado el muro de los octavos de final. La final en el Santiago Bernabéu espera al portero blanco.

Más noticias en Política y Sociedad