Público
Público

La consternación y la incertidumbre rodean la vida del futbolista Cabañas tras ser herido de bala

EFE

La incertidumbre sobre su vida con una bala en la cabeza y una consternación general rodean al futbolista internacional paraguayo Salvador Cabañas, operado con éxito de la herida con arma de fuego que le causaron desconocidos en un bar mexicano.

"No hay forma de hacer pronósticos o hablar de secuelas, ni tampoco imaginar si otras patologías pueden venir", declaró el neurólogo mexicano Ernesto Martínez tras la intervención quirúrgica al futbolista, que se prolongó durante siete horas.

Los médicos le abrieron el cráneo a Cabañas, figura del equipo América y de la selección de su país, en forma de diadema para retirar los coágulos y trozos de hueso ocasionados por una bala de calibre pequeño que le dispararon sus agresores.

"Su cerebro se comportó muy bien, ahora está sedado y necesitaremos varios días para ver cómo evoluciona. No puedo asegurar que su vida esté fuera de riesgo", agregó el médico mexicano al final de la operación, practicada en uno de los hospitales más exclusivos de Ciudad de México.

Considerado el mejor jugador extranjero del fútbol mexicano, Cabañas fue herido de bala en la cabeza en un incidente sin aclarar ocurrido en la madrugada del lunes en un bar al que llegó en compañía de su esposa y de su cuñado.

Los médicos consideran todavía prematuro poder hacer pronósticos sobre la evolución de Cabañas, de 29 años, quien según los informes del equipo América ingresó al hospital consciente y con capacidad de responder preguntas.

El equipo América, al que pertenece Cabañas, su familia en Paraguay, el presidente de México y futbolistas de varios lugares del mundo han expresado su pesar y consternación por lo ocurrido al jugador, que tenía en sus planes jugar el Mundial de Sudáfrica 2010.

Michael Bauer, presidente del América, dijo que el club está consternado y agradeció a las autoridades de México y Paraguay, al tiempo que a los aficionados de ambos países por el apoyo mostrado a Cabañas.

La madre del futbolista, Basilia Ortega de Cabañas, llegará a México este martes en compañía de Marcos Cáner, dirigente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, del médico del combinado 'guaraní', Aldo Martínez y del representante del jugador, José María González.

Los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Paraguay, Fernando Lugo, lamentaron por separado la situación por la que atraviesa el conocido futbolista y expresaron sus intenciones por respaldarlo.

En un comunicado de prensa, el presidente mexicano expresó "su más enérgica condena a la agresión de la que fue objeto el futbolista paraguayo Salvador Cabañas, actual jugador del América y de la selección de su país", expresó.

"Lamentamos profundamente" los momentos por los que está pasando Cabañas, dijo Lugo en breves declaraciones a la prensa paraguaya durante la jornada de Gobierno que lleva a cabo este lunes en el departamento de San Pedro (centro).

La Procuraduría General (Fiscalía) del Distrito Federal, que encabeza Miguel Ángel Mancera, descartó la hipótesis de un posible robo y decidió abrir una indagatoria de intento de homicidio por los hechos ocurridos en el bar, uno de los lugares famosos de la capital por ser frecuentado por futbolistas y gente del espectáculo.

El fiscal Mancera confirmó que Cabañas fue la víctima central de la agresión por desconocidos que lo atacaron con una pistola de un calibre pequeño.

Al menos cuatro personas permanecen detenidas para ser interrogadas por la agresión a Cabañas y las autoridades han llamado a media docena más para hacer declaraciones además de ordenar el cierre del bar.

Más noticias de Política y Sociedad