Público
Público

Corea del Norte cumple sus amenazas y lanza otros dos misiles de corto alcance

El régimen de Pyongyang podría estar preparando el lanzamiento de otro misil de corto alcance

AGENCIAS

Corea del Norte, desafiante ante la condena internacional de su último ensayo nuclear, no se ha arredrado al lanzar otros dos misiles de corto alcance desde su costa oriental. Al mismo tiempo ha acusado a Estados Unidos de conspirar contra su Gobierno.

Por si eran pocos problemas, Corea del Sur ha avanzado que se uniría a una iniciativa liderada por Estados Unidos para interceptar embarcaciones sospechosas de transportar armas de destrucción masiva, algo que Pyongyang ha advertido de que consideraría una declaración de guerra.

Cada hora que pasa la tensión va ganando fuerza entre cruces de acusaciones y retos. Corea del Norte ha asegurado que su Ejército y su pueblo están preparados para una batalla contra cualquier intento de "ataque preventivo" por parte de Estados Unidos. "Nuestro Ejército y pueblo están en plena preparación para un combate contra cualquier intento estadounidense de un ataque preventivo", recoge hoy el diario del Partido de los Trabajadores norcoreano, Rodong Sinmun.

El rotativo norcoreano agrega que EEUU lleva a cabo actividades militares de relevancia contra el país comunista, en referencia, entre otras, a las maniobras realizadas conjuntamente en marzo por Corea del Sur y EEUU en la península coreana.

Además, el régimen norcoreano acusa al actual Ejecutivo estadounidense de seguir "los mismos pasos" del anterior presidente, George W. Bush, de "una política militar aplastante" contra su país. "Es evidente que nada ha cambiado en la política hostil estadounidense contra Corea del Norte (...) incluso hasta con la nueva administración", reza la agencia estatal norcoreana.

Esta advertencia norcoreana llegó después de que, ayer, efectuase su segunda prueba nuclear subterránea y disparare tres misiles de corto alcance , en respuesta a la condena que el Consejo de Seguridad de la ONU hizo por su lanzamiento de un cohete el pasado 5 de abril.

Mientras tanto, continúan sucediéndose las condenas por parte de la comunidad internacional del ensayo balístico nuclear de ayer, que según el Consejo de de Seguridad de la ONU supone una "clara violación" de la resolución de 2006. En ese sentido, el organismo informó en un comunicado que comenzarían a trabajar de inmediato en una resolución acerca de este asunto.

Entretanto, el propio Obama ha mantenido durante las últimas horas una intensa actividad diplomática, plena de conversaciones con varios líderes de la zona. Uno de ellos, de especial relevancia, fue el tiempo que dedicó a su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak, a quién confirmó el "compromiso inequívoco" de Washington con la defensa de Corea del Sur tras la prueba nuclear realizada por el Norte.

En una conversación telefónica, los dos presidentes "también acordaron trabajar juntos de cerca para buscar y apoyar una fuerte resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con medidas concretas para contener las actividades nucleares y de misiles de Corea del Norte", afirmó la Casa Blanca en un comunicado.

Así las cosas, el dirigente norcoreano, Kim Jong Il, figuraba en los medios de comunicación de su país asistiendo a una actuación musical realizada por mujeres soldado y, aunque las informaciones no aclaran la fecha del acto, todo apunta a que se celebró ayer, el mismo día en que Corea del Norte realizó su segunda prueba nuclear en menos de tres años y lanzó tres misiles de corto alcance tierra-aire.

Durante el evento, Kim no hizo alusión alguna a la prueba nuclear y se limitó a destacar el "orgullo" que supone la unidad militar femenina para el Ejército norcoreano y el país en general, según la agencia surcoreana Yonhap. Los soldados demostraron con canciones "el profundo amor" de Kim Jong Il y la faceta "heroica" de Corea del Norte.