Público
Público

Los corredores de la París-Niza expresan su cólera por el control a Van Impe y retrasan la salida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los corredores que participan en la París-Niza han expresado su malestar y cólera por el control antidopaje al que fue sometido el belga Kevin Van Impe durante las exequias de su hijo y retrasaron la salida de la última etapa en señal de protesta.

Van Impe, del equipo Quick Step, estaba asistiendo al entierro de su hijo, que nació prematuro el pasado lunes y falleció seis horas después, cuando un oficial enviado por la comunidad flamenca se presentó para someterle a un control de orina.

Subido al podio de la París-Niza, su compatriota Philippe Gilbert, acompañado por los dos primeros clasificados de la general, los italianos Davide Rebellin y Rinaldo Nocentini.