Público
Público

El cumpleaños de Stalin desata la polémica en Rusia

Una ciudad al sur de Moscú prepara una campaña publicitaria comunista con motivo del 130 aniversario nacimiento del dictador

EFE

Diez vallas con la efigie de Iósif Stalin han aparecido en las calles de la ciudad rusa de Vorónezh, a 500 kilómetros al sur de Moscú, con motivo del 130 aniversario del nacimiento del dictador soviético, según ha ifnormado el diario Nezavísimaya gazeta.

El primer secretario del Partido Comunista de Vorónezh, Serguéi Rudakov, subrayó que los comunistas de la región fueron los que encargaron esta campaña publicitaria, mientras que las autoridades locales tratan ahora de aclarar si los carteles pueden ser calificados de "inapropiados".

"Con los carteles pretendemos que todos y cada uno de los habitantes de esta ciudad recuerden a esta gran persona y sus servicios a la patria", dijo Rudakov, citado por la agencia Interfax.

Por cada cartel, en el que Stalin aparece vestido de uniforme sobre un fondo rojo, acompañado de la hoz y el martillo y el lema La victoria será nuestra, los comunistas pagaron 8.000 rublos (unos 180 euros).

A pesar de que algunas agencias publicitarias locales rechazaron hacerse cargo de la campaña, los comunistas finalmente lograron su objetivo.

El rotativo señala que las autoridades locales sólo reaccionaron a la publicidad estalinista después de que los periodistas se interesaran por ella.

Para el jefe del departamento de publicidad de Vorónezh, Serguéi Bobróvnikov, los carteles pueden ser calificados de inapropiados, ya que la legislación establece que las vallas deben utilizarse únicamente con fines comerciales y también de carácter social.

Esta clase de soportes "no pueden ser utilizados para cualquier otro tipo de información, por lo que veo aquí una infracción", subrayó Bobróvnikov, aunque precisó que la decisión final deben tomarla las autoridades locales.

Según indicó el Servicio Federal Antimonopolio de Rusia a las autoridades locales, los carteles "no tienen objetivos publicitarios ni persiguen fines benéficos ni de utilidad social, ni tampoco defienden los intereses del Estado".

Algunos expertos señalaron que en los últimos tiempos se observan acciones que apuntan a la restauración de los símbolos de la época soviética.

Así, el pasado mayo, la Plaza Roja de Moscú fue escenario de un acto multitudinario de la organización infantil de pioneros comunistas, en el que participaron 2.000 niños.

Más noticias de Política y Sociedad