Público
Público

La cúpula de Jazztel da un pelotazo con la venta a Orange

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

La oferta pública de adquisición de acciones (OPA) anunciada por Orange sobre Jazztel permitirá que el presidente y socio de referencia de esta última compañía, Leopoldo Fernández Pujals, se embolse más de 400 millones de euros por la venta de su participación. Al cierre de 2013, a través de la sociedad patrimonial Prepsa Traders SA, Fernández Pujals era propietario de 37.134.829 títulos, equivalentes al 14,5% del capital, según el informe de gobierno corporativo correspondiente a ese año, conocido con motivo de la última junta general.

La OPA de Orange, que tiene carácter amistoso, valora las acciones de Jazztel a 13 euros, frente a los 12,05 a los que cotizaron en Bolsa la víspera de su anuncio, lo que equivale a una mejora próxima al 8% sobre el precio de mercado.

Éste es el segundo pelotazo que da Fernández Pujals, un empresario hispano cubano que se hizo considerablemente rico en 1999 tras vender por 50.000 millones de pesetas de la época (300 millones de euros) el 30% de Telepizza, la marca que él mismo había creado doce años antes. Parte de ese dinero lo empleó un lustro después en la adquisición de Jazztel, a la que imprimió un fuerte ritmo de crecimiento, para el que probablemente no estaba preparada y que en 2006  la convirtió en la compañía española con más quejas por deficiencias del servicio.

Fue entonces cuando Fernández Pujals fichó como primer ejecutivo a José Miguel García Fernández, artífice de la posterior expansión de la operadora y destacado beneficiario también de la OPA de Orange.

El consejero delegado de Jazztel controlaba en marzo de este año (últimos datos conocidos) un 0,2% del capital, que le reportarán cerca de siete millones de euros, salvo que haya vendido en los últimos meses aprovechando el vertiginoso ascenso del valor en Bolsa, espoleado por los rumores de una operación corporativa como la que finalmente se ha producido, para contrarrestar la unión de Vodafone y ONO.

En lo que va de 2014, y hasta la confirmación de las intenciones de Orange, las acciones de Jazztel se encarecieron más del 60%, al pasar de 7,78 euros a los ya citados 12,05. Durante este tiempo, concretamente a principios de marzo, José Miguel García ejecutó la mayor parte de los títulos procedentes de un plan de opciones, que le proporcionaron 10,24 millones en metálico, según la comunicación remitida en su momento a la CNMV.

Por lo tanto, el consejero delegado de Jazztel va a meterse en el bolsillo este año  del orden de 17 millones, sin contar con las percepciones fijas que tenga asignadas y que el año pasado alcanzaron los 458.000 euros, sumando el sueldo de primer ejecutivo y lo que cobra como miembro del consejo. Además, figura en otros dos planes de opciones por objetivos con vencimiento en 2016 y 2018 respectivamente,, aunque está por ver qué pasa con ellos después del cambio de propiedad de Jazztel.

Si se tienen en cuenta todos los conceptos, José Miguel García es uno de los ejecutivos mejor pagados del Ibex, dentro de una compañía donde la alta dirección está cada vez mejor retribuida.

El año pasado, el consejo de administración se repartió 35,87 millones de euros, entre fijo, variable y bonus en acciones, la mitad de su beneficio neto en números redondos. Sólo la parte fija ascendió a 3,9 millones, más del doble que en 2012 y cuatro veces la de 2011.

Junto con José Miguel García, en el consejo se sienta otro ejecutivo, José Ortiz Martínez, secretario general de Jazztel, que en 2013 se embolsó 1,56 millones y que a finales de ese año era propietario de 600.000 acciones.

Más noticias en Política y Sociedad