Público
Público

"Dediqué mi vida a la elección de Obama"

Cofundador de Facebook. Dejó la red social para diseñar una estrategia on-line que fue decisiva para el triunfo del presidente

BLANCA SALVATIERRA

Uno de los términos más repetidos por Chris Hughes (Pensilvania, EEUU, 1983) cuando habla sobre Internet es "revolución", quizás no sólo porque la ha vivido desde su etapa universitaria sino porque, con su idea de una Red colaborativa en contacto permanente, ha contribuido a ella.

Hughes es el cerebro que se esconde detrás de dos de los movimientos más importantes de Internet en los últimos años. Hace cinco, fundó junto a sus compañeros de la Universidad de Harvard, Mark Zuckerberg y Dustin Moskovitz, la que hoy es la red social más importante de la web, Facebook.

Y en 2007, la personalidad de un entonces desconocido Barack Obama le cautivó, hasta el punto de dejarlo todo para convertirse en el responsable de My.BarackObama.com (MyBO), un pilar fundamental en la victoria del presidente de EEUU.

Hughes visitó Madrid ayer para participar en la European Ecommerce Conference organizada por la Asociación Española de Comercio Electrónico y Márketing Relacional, donde explicó los detalles de algo que ha vivido en primera persona: el poder de las redes sociales y cómo estas están cambiando el mundo.

Licenciado en Historia y Literatura por Harvard, al contrario que Zuckerberg, Hughes no escribió ni una línea del código que hay detrás de Facebook, sino que se dedicó a desarrollar la idea de cómo podía utilizarse esa herramienta para interconectar a las personas. "El proyecto inicial era muy sencillo. No había fotos ni vídeos, tan sólo la posibilidad de contactar con otras personas", explica.

Hughes no escribió ni una línea del código que hay detrás de Facebook

La corta pero intensa carrera profesional de Hughes está centrada en la comunicación, en facilitar a las personas todos los medios necesarios para contactar con otras. "La gente habla de Facebook como una herramienta divertida, un sitio donde se puede perder el tiempo, pero también ha permitido a los usuarios comunicarse y organizarse".

Esta fórmula de entretenimiento y contacto personal ha permitido un ritmo de crecimiento en lo que va de año de 50 millones de personas cada trimestre. Actualmente, la red social más utilizada del mundo cuenta con más de 300 millones de usuarios activos. Un 70% de ellos está fuera de EEUU.

Hughes ha dedicado su vida profesional a construir en torno a Internet, sin perder de vista los movimientos que se producen en el mundo real. "Me encanta esta foto", aseguró durante la conferencia mostrando la imagen de una multitudinaria manifestación en Colombia organizada a través de Facebook.

Es consciente de que esta red social es sólo una parte de esa "revolución de la información", pero también añade que lo que ya se ha vivido ha aportado más transparencia a la comunicación, más posibilidades para crear y más opciones para tomar mejores decisiones.

Actualmente Hughes no tiene un cargo en Facebook más allá de socio fundador y accionista. Aunque sigue siendo un buen amigo de Zuckerberg, vive en Nueva York, alejado de las oficinas de la compañía en Palo Alto, California. Con más de 1.700 amigos en Face-book, regresar a la compañía no está en sus planes.

MyBO está considerada como la mejor campaña on-line de la historia

Quizás por ello elude hablar de una de las cuestiones más polémicas: el equilibrio entre la privacidad de los usuarios y las opciones para obtener ingresos de esta red: "Internet ofrece muchas ventanas para hacer negocios. Hay que realizarlos de forma responsable y con inteligencia". Según The Wall Street Journal, Facebook logrará este año unos ingresos de más de 340 millones de euros.

MyBO está considerada como la mejor campaña on-line de la historia. Más allá de que Obama lograse el triunfo, la web se convirtió en un referente de la política 2.0, en la que los ciudadanos se comunican entre sí para pasar a la acción. Se incorporó a la campaña en febrero de 2007, cuando Obama ni siquiera era candidato. En el camino, abandonó su participación activa en Facebook.

Deslumbrado por Obama, explica que no hubiera dejado la red social que contribuyó a construir por ninguna otra persona: "Dediqué mi vida a su elección. Es alguien realmente auténtico, que se preocupa por los demás. Tiene una honestidad que no es frecuente en política". Pero su participación en la campaña no fue sólo una cuestión de perseguir un ideal.

"El chico que hizo presidente a Obama", como le definió la revista Fast Company, explica que era muy consciente de que se trataba de una campaña distinta: "La única forma de tener éxito era animar a las personas a que interactuasen".


En su primer día, se crearon más de 1.000 grupos en MyBO. Con el paso del tiempo, lograría que 30 millones de personas conectasen con el proyecto y, como explica Hughes, "lo que es más importante, que se conectasen entre sí y se organizasen por sí mismos. Sabíamos que podíamos llamar a muchas puertas y hacer muchas llamadas, pero lo que buscábamos era montar algo que marcase la diferencia; dar el poder real a los ciudadanos", resume.

La estrategia que planificó, en resumen, no era únicamente la de captar votos o dinero para financiar la campaña de Obama, sino ofrecer una plataforma de organización para que esos votantes pudiesen desplegar su potencial.

"Lo que buscábamos era montar algo que marcase la diferencia"

En septiembre de 2008, el 94% de las contribuciones que se habían realizado a la campaña de Obama eran menores de 200 dólares (134 euros), una cifra no aplicable exclusivamente a lo logrado por MyBO pero que sí puede ofrecer una idea de la telaraña de recaudación que Hughes y los asesores tejieron en Internet.

Su trabajo en la campaña presidencial es una prueba irrefutable de cómo el mundo virtual puede, si no cambiar, al menos sí intentar contribuir a la modificación del mundo real. Pese a ello, Hughes es realista y consciente del reto que supone movilizar a las personas por Internet. "La distancia entre el sillón de casa y la urna de voto es más grande de lo que se podría pensar", detalló durante su conferencia.

Por eso, los mensajes unilaterales desde Internet no tienen la relevancia que sí puede alcanzar lo que construye una red de personas que creen en el proyecto y a las que les es sencillo comunicarse. "Hay cosas que antes eran imposibles de construir y que ahora no lo son", añade al hablar de las nuevas formas de comunicación.

"Se van a valorar más los filtros que los usuarios aplican sobre la información"

Con respecto al futuro de la Red, pese a afirmar no tener todas las respuestas, Hughes no duda en definir las tendencias clave. El fundador de Facebook está convencido de que cada vez se va a compartir más información y de forma más rápida.

En este punto, sostiene que las "herramientas de relevancia" serán un factor clave a desarrollar en el futuro. "Se van a valorar más los filtros que los usuarios aplican sobre la información", y especifica redes de amigos, medios de comunicación e instituciones. Y añade los blog preferidos por los internautas como un filtro posible; los seguidores de My.BarackObama.com escribieron en más de 400.000 blog durante la campaña electoral.

Más noticias de Política y Sociedad