Público
Público

El déficit del Estado cae el 53 % hasta abril y se sitúa en el 0,22 % del PIB

EFE

El Estado registró hasta abril un déficit de 2.450 millones de euros, cifra que equivale al 0,22 % del PIB y es el 53 % inferior al del mismo periodo del año anterior, según ha informado hoy la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado.

Este balance del primer cuatrimestre es consecuencia de unos ingresos no financieros de 44.963 millones y unos gastos de 47.413 millones.

En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado registró hasta abril un déficit de 6.143 millones, algo menos de la mitad que los 12.393 millones del mismo periodo de 2010.

En relación con los ingresos no financieros del conjunto de las administraciones públicas, antes de descontar la participación de las administraciones territoriales, los ingresos no financieros totales ascendieron a 68.252 millones de euros, un 4,3 % más que en 2010.

Para Salgado la reducción del déficit del Estado demuestra que la "ligera" recuperación económica y las medidas de consolidación fiscal están surtiendo efecto, por lo que el proceso de consolidación fiscal "está perfectamente encauzado", ha dicho.

Ha asegurado que los datos de los primeros cuatro meses del año "se ajustan a las previsiones" del Gobierno de terminar el 2011 con un déficit de la Administración central del 4,8 % del PIB y del 6 % para el total de las administraciones públicas.

"Estamos haciendo todos los ajustes que el Gobierno había comprometido y vamos en la senda del cumplimiento de los objetivos", ha aseverado tras valorar la "importante" reducción del saldo negativo del Estado.

Los ingresos derivados de impuestos, el 92 % del total, alcanzaron, por su parte, los 62.995 millones de euros, con un crecimiento del 4 %.

Dentro de estos ingresos impositivos, los impuestos directos recaudaron 33.006 millones de euros, con un crecimiento del 0,6 % respecto al mismo periodo de 2010.

En cuanto a los indirectos, aportaron 29.989 millones de euros a las arcas públicas, un 7,9 % más, gracias en buena medida a la favorable evolución del IVA, que alcanzó los 22.842 millones, un 11,9 % más que el año anterior.

El capítulo de otros ingresos no financieros reportó hasta el mes de abril 5.257 millones de euros.

Por figuras impositivas, el IRPF recaudó durante el primer tercio del año 28.054 millones de euros, un 2,6 % más que en el mismo tramo de 2010.

Esta evolución positiva se explica por los mayores ingresos obtenidos por retenciones del trabajo y por el comportamiento también positivo de las retenciones sobre los reembolsos de los fondos de inversión, así como por la moderación del descenso de los ingresos por retenciones de capital.

Peor evolución que el año pasado tuvieron el Impuesto de Sociedades, que aportó a las arcas del Estado 3.636 millones de euros, el 14,6 % menos, y los impuestos especiales, que generaron 300 millones menos, es decir 6.116 millones de euros.

Esto es debido a los menores ingresos por el impuesto especial por las Labores del Tabaco (cayeron el 6,9 %) y por el de Hidrocarburos (el 4,2 % menos).

Más noticias de Política y Sociedad