Público
Público

Deniegan la libertad al ex empleado de Alejandro Sanz acusado de extorsión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez estadounidense denegó hoy la libertad bajo fianza al cubano-estadounidense Carlos González, un ex empleado del cantante español Alejandro Sanz que está acusado de extorsionar al artista.

González deberá permanecer en una cárcel del condado de Miami-Dade (Florida) hasta el próximo 5 de mayo, la nueva fecha fijada para el juicio que se ha aplazado siete veces, según la decisión del juez Israel Reyes.

Su abogado, Lonnie Richardson, pidió al juez en una audiencia que lo liberara porque el acusado no representa amenaza alguna para la sociedad y "ha demostrado ser el primer interesado en estar presente en estas audiencias".

Pero Reyes rechazó el argumento. "La única razón por la que está aquí esposado es porque él no debió salir del país. Eso es inaceptable en su situación", dijo.

"Quizás haya otros jueces que lo permitan, pero yo no puedo permitir que eso ocurra", enfatizó el magistrado.

González, acusado en el caso junto a su esposa Sylvia Helena Alzate, de origen colombiano, está detenido desde febrero pasado por violar la libertad bajo fianza otorgada en diciembre del 2006, al haber viajado a España sin autorización del juez para conceder una entrevista a un canal de televisión.

Los fiscales pidieron revocar la fianza de 7.500 dólares de González.

González y Alzate trabajaron en la residencia del artista madrileño en Miami Beach durante seis años.

Ambos afrontan un cargo de extorsión por presuntamente exigir 500.000 dólares para no divulgar asuntos personales del cantante.

En la vista judicial también se trató el asunto de las pruebas que serán presentadas en el juicio, las declaraciones de algunos testigos que aún faltan por testificar como Manuel Riveira, un amigo del intérprete de "Corazón partío" quien habló con González sobre el presunto chantaje.

El juez preguntó a la fiscal Alicia García cómo se iban a manejar en el juicio con las pruebas que están selladas y que contienen más de treinta fotografías y vídeos relacionados con el cantante español y que fueron decomisadas en la residencia de González.

"¿Van ustedes a presentarse ante el jurado y decir, nosotros estamos alegando esto, cuya prueba está sellada y no podemos hablar de eso?", inquirió Reyes.

La fiscal respondió que algunas de esas pruebas tendrán que ser liberadas en "un momento dado" y subrayó que su contenido puede dañar la reputación de Alejandro Sanz.

No obstante, el abogado defensor aseguró que él ha visto las pruebas selladas "y no tienen nada" que perjudique al artista.

"El meollo del asunto es en qué se basa esta presunta amenaza, en qué se basa la acusación de extorsión. Nadie sabe qué es la amenaza. Carlos y Silvia nunca amenazaron con hacer daño físico", declaró Richardson a los periodistas al terminar la audiencia.

Al ser preguntado qué hay en las pruebas, se limitó a decir que lo que van a hacer es garantizar que Alejandro Sánchez Pizarro (nombre real de Sanz) esté disponible para el juicio y a "discutir cada fotografía y cada vídeo con él presente y delante del público".

En cuanto a las demoras que ha sufrido el caso para ser sometido a juicio explicó que se debe a que la Fiscalía Estatal no agiliza la presencia de algunos testigos para que la defensa pueda obtener sus declaraciones.