Público
Público

Depuración en Radio Galega tras la llegada de Feijóo a la Xunta

Xurxo Souto es destituido como subdirector de programas y presentador del único espacio que potenciaba la música en gallego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La depuración en la TVG y la Radio Galega ha comenzado, tras el nombramiento de Alberto Núñez Feijóo como presidente de la Xunta, con la destitución de Xurxo Souto al frente de la subdirección de programas. Por extensión, se ha visto obligado a dejar de presentar Aberto por reformas, un espacio  que se había caracterizado por programar exclusivamente música en gallego.

Souto, ex líder del grupo musical Os Diplomáticos de Monte Alto y afín al movimiento nacionalista, tuvo que dejar en tiempo récord el programa, ahora presentado por Xusto López Carril, un profesional de la casa que rompió con su filosofía al debutar con cortes de artistas internacionales como Bruce Springsteen o Wilco. El detalle podría parecer absurdo si no fuese porque la función de Aberto por reformas era, precisamente, difundir la labor de bandas que hacían música en el idioma autóctono.

'Aspiro y deseo que la nueva dirección se ocupe de la música gallega, algo obvio en un medio como éste y un mandato legal', aseguró a Público.es Xurxo Souto, quien recordó que la Ley del ente público deja claro que sus contenidos deben promocionar la lengua y la cultura gallega. Pero sólo este programa (que ha emitido en ocasiones cortes de grupos lusófonos) y Lume na palleira (de temática folk) se ceñían a composiciones en gallego.

El dato ha carecido de importancia para Rosa Martínez, nueva directora de la Radio Galega, cuyo nombramiento coincidió con el de Rosa Vilas como responsable de la TVG. Los cambios se han producido tras la llegada de Feijóo a la presidencia de la Xunta y de Alfonso Sánchez Izquierdo a la dirección de la Compañía RTVG. Una vez instalado el pasado viernes, nombró este lunes a las nuevas responsables, que se estrenaron con polémica. Rosa Vilas censuró un documental sobre las vacas locas y, ahora, Martínez echa a la primera de cambio a Souto.

Aunque todavía no ha recibido la comunicación de su destitución por escrito, sí lo ha hecho de palabra. Sin embargo, Souto prefirió no valorar el cambio de contenidos tanto en su programa como en la cadena y se limitó a recordar que la música en gallego es 'una demanda social'. El hecho de que continúe con el mismo nombre, sintonía y horario, pero con un presentador y una programación musical diferentes, es para el presentador una 'medida de urgencia'.

'Aspiro y deseo que la nueva dirección se ocupe de la música galllega, porque está en un estado de eclosión maravilloso y sería muy importante que la Radio Galega fuese un referente a la hora de darla a conocer', concluyó el subdirector de programas, cargo que podría asumir la actriz Gloria Ferreiro.

Su destitución ha sido criticada por muchas bandas gallegas, como refleja el diario digital Vieiros.com: 'Noticia trágica' para Ataque Escampe; 'reorientación prácticamente ilegal', dice Fanny & Alexander; 'un faro' que explica el 'resurgimiento de la música en gallego', opina Som do Galpom; la radio pública se convierte en una 'radio de partido', critica Dios Ke Te Krew.

'Ha sorprendido que el cambio fuese tan radical al pasar de difundir canciones en gallego de grupos jóvenes a no emitir prácticamente nada en nuestra lengua. Parece M80', afirma el periodista musical Marcos S. Pérez. 'Nadie ha entendido que desecharan de primeras a esos grupos, pero también suena a recochineo que el programa haya mantenido su nombre pero con un contenido radicalmente diferente. Podrían hacer un programa nuevo, con un nombre distinto'.

Los grupos gallegos se sienten, tras la marcha de Souto, como 'huérfanos, cree Pérez, quien valora que su programa tuvo una gran repercusión porque 'por primera vez los grupos gallegos entraron de verdad en la Radio Galega y en un horario destacado'. Su destitución, añade, podría ser esperada, pero no las formas. 'Xurxo era un estandarte del cambio, parte del equipo de dirección y claramente opuesto al PP'. Público.es intentó ponerse en contacto esta tarde con su sustituto para conocer su opinión, sin conseguirlo.

Más noticias en Política y Sociedad