Público
Público

Dessel sobrevive a las caídas, gana la etapa reina y se convierte en líder de la Volta a Cataluña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El francés Cyril Dessel, del AG2R-La Mondiale, se proclamó hoy ganador de la tercera etapa de la Volta Ciclista a Cataluña, entre Banyoles y La Seu d'Urgell, de 191,9 kilómetros, con un tiempo de 5:10.29

El ciclista galo supo sobreponerse a una accidentada etapa, con cuatro puertos de montaña y numerosas caídas, para llegar en solitario a la línea de llegada de La Seo de Urgel.

Dessel logra también encabezar la clasificación general de la Volta, con 18 segundos de ventaja sobre su compatriota del Credit Agricole Remi Pauriol.

Un grupo de cinco corredores, formado por Remi Pauriol, Janez Brajkovic, Josep Jufre, Rigoberto Uran y Haimar Zubeldia, atravesaron la línea de meta a 34 segundos del ganador de la etapa. Después, un fragmentado pelotón.

Dessel, efímero maillot amarillo del Tour de 2006, fue el más astuto y hábil de una etapa marcada por los cuatro puertos de montaña (Coubet, Castellar de n'Hug Pedraforca y Josa del Cadí) y las numerosas caídas en los descensos.

Especialmente cruel fue la bajada de la sierra del Cadí, a poco más de 30 kilómetros de La Seu. Con el pelotón repartido en varios grupos y el líder, el velocista noruego Thor Hushovd, atrapado ya en las rampas del Pedraforca; cuatro corredores cuajaron una escapada con opciones.

Fueron Christophe Riblon, Christophe Moreau, Dimitri Champion y Alexandre Botcharov, cuatro franceses y un ruso que marcaron una diferencia de 2.50 bajando la Josa del Cadí.

Botcharov, empeñado en animar la etapa, y Riblon, a rueda del ruso, dejaron atrás a sus compañeros de escapada. 25 kilómetros por delante, carretera en descenso y llegada a meta. Pero una mala trazada de una curva, con gravilla incluida, sepultó sus opciones. Ambos se fueron al suelo junto a una moto de la organización. A partir de ahí, la etapa se convirtió en una carrera de locos.

Intentó aprovechar la oportunidad el ruso Vladimir Efimkin. También tomó la cabeza de carrera Rigoberto Uran, colombiano del Caisse d'Epargne. Incluso el catalán Josep Jufré, finalmente cuarto en La Seu, protagonizó un intento de gobernar la etapa.

Pero sólo Dessel supo moverse en el desconcierto. Lanzó un fuerte ataque en un repecho de la sierra del Cadí. Nadie le siguió. Consiguió marcar una distancia de medio minuto con respecto al primer grupo perseguidor.

Cuando la carretera se allanó, Dessel disfrutó de una dulce llegada. Apretó los dientes y se mantuvo en torno a los 30 segundos de ventaja, suficientes para levantar los brazos en La Seu.

Más noticias en Política y Sociedad