Público
Público
Únete a nosotros

La devaluación "interna"

Merkel trabaja en la refundación del euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se imaginan ustedes si Zapatero vuelca al ordenador sus memorias del último año y nos ofrece un diario sobre la presión frenética de los mercados y el rediseño del euro que impulsa Alemania? Sería un relato frenético sobre la Gran Depresión española, todo un thriller político y financiero. Un best seller internacional. Faltan los capítulos que se están escribiendo a estas horas, los próximos días, semanas y meses, una tarea que, en lo que se refiere a la crisis de la deuda, pública y privada, seguirá en el alero hasta finales de marzo, con ocasión del Consejo Europeo de los días 24 y 25.

El Gobierno de Angela Merkel, con el asesoramiento del presidente del Bundesbank, Axel Weber, está trabajando sobre lo que en la práctica es una refundación del euro sobre nuevas bases. En lugar de haber accedido a reforzar lisa y llanamente el Mecanismo de Estabilización Financiera, los alemanes se han dado, a partir de finales de diciembre, un periodo de transición de tres meses. Durante este plazo, mientras Alemania elabora el esquema, los países de la 'periferia' tiene que hacer los deberes pendientes o ponerse manos a la obra.

Las reformas de Zapatero son 'condiciones' que fija Alemania

'Merkel tiene el control [sobre los otros países] sólo hasta que suelta el dinero', dijo Stephen Jen, el conocido analista de BlueGold Capital el martes en una conferencia sobre la crisis de la deuda europea organizada por la Bloomberg en Nueva York, tras escuchar un discurso del viceministro de Finanzas alemán, Jörg Asmussen, bajo el título La posición de Merkel sobre Europa.

Asmussen explicó que Alemania está elaborando un 'paquete coherente' y que, aunque se va a celebrar un Consejo Europeo en febrero, el de finales de marzo 'será más decisivo'. Se está trabajando sobre el aumento del fondo y, al tiempo, admitió, se ha debatido la posibilidad de que pueda prestar a los países a bajos tipos de interés para que puedan recomprar sus propios bonos en el mercado con el objetivo de reducir el stock de deuda total. Asmussenno dijo cuál es la posición alemana al respecto.

Pero al referirse a Grecia, Asmussen explicó los criterios del Gobierno alemán. 'La austeridad fiscal no es suficiente, porque Grecia tiene un problema de competitividad acumulado a lo largo de los diez o 15 últimos años. Ahora tienes que redefinir lo que puedes hacer en un país para crecer. De hecho, necesitas una especie de devaluación interna empezando por los salarios', señaló. Por supuesto, esta es la receta que los alemanes tienen en mente también, y quizá sobre todo, para España.

El que crea que Merkel se limita a exigir sólo esto, antes de soltar la pasta, que diría Stephen Jen, puede equivocarse. La reforma de las cajas, donde la banca alemana tiene riesgos muy elevados, acumulados durante la burbuja inmobiliaria, también forman parte del paquete de exigencias. La alfombra roja para recibir a Merkel está desplegada.

Más noticias en Política y Sociedad