Público
Público

La economía mundial mejora pero España seguirá en recesión

El FMI prevé que el PIB español aún caerá este año un 0,6% y crecerá un 0,9% en 2011

BELÉN CARREÑO

"No somos pesimistas con España, somos realistas". Así de crudo fue el director del servicio de estudios del Fondo Monetario Internacional (FMI), Jörg Decressin, al defender la previsión del organismo de que España será la única de las grandes economías que no crezca en 2009. Los pronósticos del FMI son que el PIB español caiga en 2009 un 0,6%, una décima mejor que en las estimaciones de octubre pero de nuevo el único país del G-20 sin signo positivo este año.

Aunque el escenario es casi idéntico al que el organismo había dibujado para España en las últimas previsiones de otoño, la comparación es ahora más agraviante porque la institución ha mejorado las perspectivas económicas para el mundo y para muchas economías vecinas. La proyección del FMI es que el mundo crezca casi un 4% en este año y que las economías más desarrolladas lo hagan un 2,1%. Los emergentes se dispararán un 6%, catapultados por China, cuyo PIB mejorará un 10%.

"A España le va a costar más recuperarse que al resto, porque el desempleo seguirá muy alto por un tiempo y eso afecta al consumo", especificó Decressin. El experto recordó que, además, España tiene que "reorientar sus recursos de la construcción", lo que también demorará su recuperación. Así, aunque la mejora de la demanda externa de los países de su entorno contribuirá al crecimiento económico, Decressin reconoció que "la demanda interna está por debajo de lo que habíamos esperado".

Aunque las previsiones del Gobierno para 2010 no difieren en exceso de las que anunció ayer el FMI (el Ministerio de Economía calcula que el PIB se contraerá un 0,3%), la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, aseguró ser "más optimista para el año 2010 y también para el año 2011", informa Efe.

Salgado, que intervenía ayer en la Eurocámara en Bruselas, puso en entredicho lo acertado de las previsiones de organismos internacionales. "Si recuerdan, en el mes de junio, también había previsiones de organismos internacionales peores de las que en ese momento tenía el Gobierno y, al final, la convergencia ha sido hacia nuestros datos", matizó.

Lo cierto es que en Economía barajan incluso que el último trimestre de 2009 ya haya logrado tocar el signo positivo en tasa intertrimestral.

Pese al tono abiertamente más optimista utilizado ayer por los directivos del FMI que iniciaron la presentación del informe con un "la recuperación ha llegado", el organismo mantuvo sus advertencias sobre la debilidad del sistema financiero y el sobreendeudamiento de algunos países, en particular los más desarrollados. "El sistema financiero es todavía frágil", recalcó el responsable financiero del Fondo, el español José Viñals.

La institución instó a continuar "de forma ordenada las reestructuraciones financieras" un proceso que según Viñals se ha parado y que es imprescindible que continúe. También instó a que se defina cuanto antes la nueva regulación financiera, insistiendo en la necesidad de que los bancos sigan aumentando sus reservas de capital. Con todo, el FMI espera que su estimación de que la banca aún debía descontar 1,5 billones de dólares en depreciación de activos se recorte a lo largo del año.

Más noticias de Política y Sociedad