Público
Público

Los empresarios se desesperan ante el silencio de Rajoy

El presidente del Gobierno evita recibirlos en La Moncloa. La noticia de que el rescate no llegará este año echa un jarro de agua fría sobre el sector privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Al Gobierno se le llena la boca con el discurso del apoyo a emprendedores y empresas como fórmula para generar crecimiento y empleo, pero a la hora de la verdad, no nos escucha demasiado'. Así se explayaba el lunes un empresario miembro de la CEOE, horas después del XII Foro de Diálogo España-Italia. Este evento reúne a empresarios de los dos países y el lunes lo inauguraron el presidente Mariano Rajoy y el primer ministro italiano, Mario Monti. El español, efectivamente, aprovechó el encuentro para destacar la labor fundamental de los empresarios a la hora de crear 'los puestos de trabajo que España necesita', así como el crecimiento económico porque 'son los empresarios los que crean bienestar, riqueza y empleo'.

Este discurso de Rajoy para con los empresarios es habitual, en realidad, en todos los jefes de Ejecutivo, aunque en este caso y dadas las circunstancias económicas actuales de la economía, se le presupondría al presidente 'un contacto constante y directo' con la élite empresarial española, que es, además, lo que sus representantes le piden constantemente. Pero nada más lejos de la realidad: las llamadas a Presidencia pidiendo un encuentro con Rajoy, según las fuentes consultadas, se resuelven dando largas por la saturación de la agenda o, en el mejor de los casos, derivando al interesado a la Oficina Económica del Presidente, cuyo jefe, Álvaro Nadal, es quien los recibe.

'Es más fácil hablar con el rey que con Rajoy', lamenta la patronal

Mariano Rajoy se ve con los empresarios exactamente cuando los ciudadanos lo ven a él también: en grandes foros, encuentros oficiales, celebraciones o visitas de mandatarios internacionales, actos todos éstos que suelen ir acompañados de un gran despliegue mediático. 'Es más fácil hablar con el rey que con el presidente del Gobierno', señalan desde el ámbito empresarial, y admiten que Juan Carlos de Borbón siempre está dispuesto a escuchar sus propuestas. 'Lo malo es que él no gobierna', argumentan, señalando que las atenciones del rey les sirven de poco.

El próximo 14 de noviembre, de hecho, el jefe del Ejecutivo evitará estar en Madrid, en el día de la huelga general, y acudirá a Valencia a clausurar el II Congreso Nacional de la Asociación para el Progreso de la Dirección a última hora de la mañana. Allí se dirigirá a destacados empresarios y se hará otra foto más con ellos, pero evitará sus preguntas directas.

Sólo dos ministros del sector privado

El cansancio de los empresarios con Rajoy viene de lejos y, aparte de su actitud esquiva, le reprochan su ambigüedad sobre el rescate y la falta de información que les suministra La Moncloa. Ninguno de ellos, sin embargo, había osado pronunciarse con especial contundencia crítica hasta hace unas semanas, cuando la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, reunida con un grupo de directivos de la Comunicación, criticó duramente al presidente por no escucharles y no recibirles, a pesar de los insistentes requerimientos a La Moncloa. De Oriol llegó incluso a censurar que en el Consejo de Ministros sólo se sienten dos miembros procedentes del sector privado (Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, y Pedro Morenés, ministro de Defensa).

La presidenta del Círculo de Empresarios se queja de que el presidente no les reciba

El Círculo de Empresarios reúne a unas 200 empresas y tiene en su Junta Directiva a destacados representantes del sector, como Josep Piqué (presidente de Vueling Airlines), Tomas Pascual (presidente de la Corporación Pascual), Fernando Ruiz (presidente de Deloitte), Juan Antonio Zufiria (presidente de IBM España, Portugal, Grecia e Israel), Ingemar Naeve (consejero delegado de Ericsson España) o Antonio Basagoiti (presidente del Banco Español de Crédito). Curiosamente, entre los presidentes de Honor del Círculo, está el actual Alto Comisionado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, que desempeña su puesto dependiendo del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Desde ayer, además, las alarmas se han encendido a lo largo y ancho del sector privado del país, asfixiado por la falta de crédito: el presidente del Gobierno no considera 'imprescindible' el rescate y La Moncloa confirma a los medios que no hay intención de pedirlo, en su caso, hasta 2013. Las voces empresariales pidiendo a Rajoy que solicitase de una vez la ayuda a la economía española llevan tiempo escuchándose en los medios de comunicación con más o menos urgencia, especialmente desde la CEOE.

Desde su vicepresidente, el 'aguirrista' Arturo Fernández, que ya en septiembre apremiaba al presidente a decidirse sobre si pedía o no el rescate con un 'El tiempo corre y España está casi en suspensión de pagos' -que le trajo duras críticas de los conservadores-, hasta su número uno, Joan Rosell, aunque niegue que el rescate sea tal, sino una ayuda para facilitar el acceso de España a la financiación. Sin olvidar a Alfredo Sáenz, consejero delegado del Banco Santander, que ayer mismo dijo 'ver con buenos ojos' que España pida el rescate ahora. 'Será bueno para todos', concluyó. Sin aparente éxito.

Más noticias en Política y Sociedad