Público
Público

Encuentran en Lloret de Mar un cadáver enterrado en un bidón desde 2004 y detienen a su presunta asesina

El cuerpo de Ana María Martos estaba sepultado bajo 180 toneladas de tierra. El propietario de la finca también ha sido detenido. La Policía ha localizado en Buenos Aires a la presunta autora del crimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer ha sido detenida en Buenos Aires (Argentina) como presunta autora de la muerte de Ana María Martos, desaparecida en 2004 y cuyo cadáver se encontró la semana pasada enterrado dentro de un bidón en una finca de Lloret de Mar.

La Policía Nacional ha informado de que junto a la mujer ha sido detenido también su hijo, a quien se relaciona asimismo con el crimen, por el que ya fue arrestado la semana pasada el propietario del terreno en el que se ocultó el cuerpo de Martos, una mujer de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) que desapareció sin dejar rastro el 18 de enero de 2004, cuando tenía 32 años.

La policía no ha informado ni del posible móvil de este crimen ni de la relación que mantenían los detenidos con la víctima que, en el momento de su desaparición, atravesaba una depresión tras una separación sentimental.

Las indagaciones que han derivado en estas detenciones arrancan de una serie de informaciones que recibieron recientemente los investigadores del caso, que apuntaban a que la desaparecida había sido víctima de un homicidio y que su cadáver había sido enterrado en una finca de Lloret de Mar.

Las averiguaciones de los policías sobre estos nuevos datos vincularon a diversas personas relacionadas con Ana María Martos en 2004 con su desaparición aquel año. Las pesquisas reforzaron la hipótesis de que el cuerpo había sido ocultado en la provincia de Girona y los investigadores se desplazaron a Lloret de Mar para inspeccionar el terreno al que apuntaban las pistas.

Los agentes emplearon una excavadora para remover más de 180 toneladas de tierra hasta que dieron con los restos de Ana María Martos, que se hallaban en el interior de un bidón metálico relleno con cemento y enterrado a una profundidad considerable. El propietario del terreno en la fecha de la desaparición, que por aquel entonces se dedicaba a la construcción y disponía de maquinaria adecuada para ocultar el cadáver, fue detenido.

Paralelamente, la búsqueda del autor del asesinato llevó a una ciudadana argentina relacionada con Martos, y a su hijo, al que la policía implica también en el crimen. Tras comprobar que ambos residían en Argentina, se dictaron sendas órdenes internacionales de detención por delitos de homicidio y de estafa que han derivado en su detención en Buenos Aires por parte de la policía de aquel país.

La investigación en España ha sido desarrollada por agentes de la Sección de Homicidios y Desaparecidos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta Central de la Comisaría General de Policía General, de la Sección de Inspecciones Oculares de la Comisaría General de Policía Científica y del Grupo de Operativo de Intervenciones Técnicas del Área de Automoción de la División Económica y Técnica.

Más noticias en Política y Sociedad