Público
Público

Estrés traumático, asociado con un tipo de pérdida de cabello

Reuters

Los adultos que sufren untipo de pérdida capilar en parches denominado "alopecia areata"son significativamente más propensos que los adultos sin esetrastorno a haber vivido alguna experiencia traumática en laniñez o en algún momento de su vida, concluyó un estudiorealizado en Bélgica.

Las personas con alopecia areata pierden parches o mechonesde cabello y, en algunos casos, pueden perder todo el pelo dela cabeza o el cuerpo. La mayoría de las personas con esetrastorno comienza a perder el pelo a los 20 años.

El trastorno puede mejorar solo, agravarse o mejorar yluego empeorar nuevamente.

El nuevo estudio sugiere que las experiencias traumáticastempranas "podrían ser uno de los factores que aumentan lavulnerabilidad a desarrollar alopecia areata más adelante",dijo a Reuters Health la doctora Ria Willemsen, de laUniversitair Ziekenhuis, en Bruselas.

"La noción del estrés como un factor disparador, luego delos genes, sigue siendo controvertida", agregó Willemsen.

Algunos estudios previos habían demostrado una altaincidencia de las experiencias estresantes seis a 12 mesesantes de un brote de alopecia areata, mientras que otros nolograron probar esa asociación.

Willemsen comentó también que recientemente se renovó elinterés en la teoría del estrés cuando un equipo deinvestigadores probó científicamente en Alemania que el estréspuede provocar alopecia areata en ratones.

En su estudio, el equipo de Willemsen le preguntó a 90personas con alopecia areata y a 91 sin el trastorno si habíansufrido experiencias traumáticas.

Los autores hallaron que una cantidad significativamentemayor de pacientes con alopecia mencionaban haber sufrido porlo menos una experiencia traumática en su vida (el 87 frente al73 por ciento de los controles).

Asimismo, una cantidad significativamente mayor depacientes con alopecia (un 42 por ciento) que personas delgrupo de control (un 25 por ciento) mencionó haber sufrido porlo menos una experiencia traumática en la niñez, en especial,carencia afectiva y maltrato emocional dentro de la familia.

"Las experiencias traumáticas infantiles influyennegativamente en el desarrollo del sistema de estrés. Por lotanto, una niñez traumática aumenta la susceptibilidad alestrés.", señaló Willemsen.

"En varias otras enfermedades asociadas con el estrés, comola fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y el síndrome decolon irritable, se observó también la influencia de lasexperiencias traumáticas durante la infancia", agregó laexperta.

FUENTE: Journal of the American Academy of Dermatology,marzo del 2009

Más noticias de Política y Sociedad