Público
Público

ETA pone una bomba en Zarautz y atenta contra otra empresa concesionaria del TAV

EFE

Tres personas han resultado heridas leves al estallar hoy una bomba en la empresa Amenabar de Zarautz (Guipúzcoa), con la que ETA vuelve a atentar contra otra empresa concesionaria del proyecto ferroviario de alta velocidad (TAV), conocido como la "Y" vasca.

La bomba contenía entre tres y cinco kilos de un explosivo aún por determinar y estaba colocada dentro de una mochila, con un temporizador, ha informado el departamento vasco de Interior.

Dos agentes de la Ertzaintza y un vecino del lugar son los tres heridos leves en la explosión, que también ha causado daños en la fachada del edificio donde Amenabar tiene sus oficinas, ubicado en la calle Nafarroa, una de las más céntricas de la localidad.

El artefacto estalló a las 02.40 horas, 60 minutos después del aviso de un comunicante anónimo a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA).

Amenabar ya fue atacada por ETA el pasado 12 de mayo, cuando la organización terrorista hizo explotar en Hernani (Guipúzcoa) dos bombas en sendas excavadoras de esta misma compañía.

Los ataques contra maquinaria de empresas adjudicatarias del TAV se han sucedido en las últimas semanas y, ayer mismo, varios miles de personas se manifestaron en San Sebastián para expresar su rechazo a la "Y" ferroviaria vasca y exigir la paralización de las obras.

Sin embargo, la Confederación Empresarial Vasca (Confebask), que ha condenado el atentado, ha lamentado que, "una vez más, la intolerable violencia se convierta en el medio con el que unos pocos tratan de oponerse a los mayoritarios deseos de paz y progreso de los ciudadanos vascos".

También ha destacado "la gran contribución" de Amenabar y del conjunto de las empresas vascas y los esfuerzos que realizan en pro de la modernización y el desarrollo socioeconómico de Euskadi, en alusión al proyecto de la 'Y' vasca, "tan importante y tan positivo para el bienestar y el futuro de todos".

Con la unanimidad de todos los grupos, el Ayuntamiento de Zarautz ha aprobado una declaración de condena del atentado, en la que asegura que la apuesta de ETA "por el chantaje y el terror está condenada al fracaso".

El pronunciamiento de la Corporación local incluye la convocatoria de una concentración silenciosa para mañana a las 20.15 horas.

A ETA se ha referido hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una entrevista en la SER, y ha sido para alertar de que, a pesar de la debilidad de la banda terrorista, ésta todavía "puede hacer daño" y "puede hacer sufrir".

Zapatero ha garantizado que el trabajo de las Fuerzas de Seguridad "no va a parar ni un minuto" y se ha congratulado de que ETA cuente cada vez con menos apoyos sociales en el País Vasco, porque "la sociedad vasca está cada vez más harta".

Una línea argumental compartida por el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, quien ha asegurado que los terroristas "no van a ninguna parte" por ese camino, antes de constatar que la unidad democrática contribuirá a la derrota de ETA.

Más pesimista se ha mostrado la presidenta del PP de Guipúzcoa, María José Usandizaga, en cuya opinión el atentado de esta madrugada deja patente que ETA "no va a desaparecer por mucho que se lo pidan algunos".

En un comunicado de repulsa por el nuevo atentado, el Gobierno vasco ha advertido a la banda terrorista de que "no va a conseguir parar ni paralizar a esta sociedad".

Tras hacer hincapié en que "ETA ha vuelto a dar una muestra más de que no respeta la voluntad mayoritaria de este pueblo", el Ejecutivo vasco se pregunta "¿qué tipo de sociedad pretenden construir quienes defienden sus ideas a bombazo limpio contra la población civil?".

El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, ha aseverado que "la 'Y' vasca se va a construir" y ha señalado que "los radicales abertzales" han elegido este proyecto ferroviario como "el enemigo a batir" ante "la impotencia y frustración por la pérdida de cohesión entre sus bases".

Para el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, los terroristas "están dinamitando también las expectativas de progreso" del País Vasco con sus acciones, pero el delegado del Gobierno en Euskadi, Mikel Cabieces, ha subrayado que "la violencia no impedirá el progreso de la sociedad vasca".

Más noticias de Política y Sociedad