Público
Público

El ex marido de Betancourt considera que la reconciliación Uribe-Chávez debe desbloquear la situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fabrice Delloye, ex marido de la rehén de las FARC Ingrid Betancourt, consideró hoy que la reconciliación de Colombia, Venezuela y Ecuador podría desbloquear la situación de las personas en manos de la guerrilla colombiana que, al aportar pruebas de vida de varios de ellos, muestra su disposición a negociar.

Delloye dijo esperar que la reconciliación ayer en Santo Domingo de los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe; Venezuela, Hugo Chávez, y Ecuador, Rafael Correa, "va a permitir desbloquear esta situación y el retorno rápido de Ingrid, con ayuda de la comunidad internacional", y en particular de los tres países del grupo de contacto: Francia, España y Suiza.

"Es una muy buena noticia para la democracia, para la paz en esa región, que la necesita mucho", señaló el padre de los dos hijos de la más conocida de los capturados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un acto en solidaridad con ella con motivo del Día Internacional de la Mujer en París.

"Espero que a través de esta reconciliación haya también una puesta en común de las buenas voluntades para que todos los rehenes que están en la jungla puedan salir rápidamente, y por supuesto Ingrid, porque sus días están contados", señaló Delloye en alusión al delicado estado de salud de la franco-colombiana.

Insistió en que "hay que hacer entrar en razón a las FARC, de forma que entiendan que liberando a todos los rehenes, a todos los rehenes civiles, y también a los militares y policías enfermos, pueden recuperar una credibilidad que han perdido".

A su juicio, las pruebas de vida de una decena de rehenes (policías y militares) aportadas por Chávez constituyen "una buena señal", ya que muestran que la guerrilla "necesita comunicar" y señalar "cómo van" esas personas en su poder.

Delloye subrayó sobre todo que con esas pruebas de vida las FARC quieren decir que están "dispuestos a negociar, a discutir, a hablar", aunque a continuación admitió que pasan también por "enormes dificultades" por las bajas recientes de dos de sus más importantes responsables.

En ese contexto, el ex marido de Betancourt pidió a Uribe, "que está ganando su guerra, y es un gran estratega", que "sea un gran hombre de paz, interesado por la humanidad y facilite la apertura del diálogo", porque en todos los conflictos hay espacios para el diálogo humanitario.

"Los canales habilitados para poder comunicarse (con las FARC) se tienen que restablecer para abrir espacios de diálogo", reiteró, tras reconocer que no tiene "información precisa" de que haya negociaciones ahora sobre los rehenes.

Delloye destacó que agradece "infinitamente en nombre de la familia de Ingrid lo que hace el presidente Sarkozy, el primer ministro Fillon y todo su Gobierno", que ha dedicado hoy el Día de la Mujer a Betancourt.

En ese sentido dio también las gracias "de todo corazón" a las once mujeres miembros del Ejecutivo francés que envían a través de la radio "RFI" (Radio Francia Internacional) "mensajes de apoyo, de amistad, de ternura, no sólo a Ingrid, sino a todos los rehenes de Colombia".