Público
Público

Fabio Mcnamara y Luis Miguélez, de nuevo juntos en "Bye bye Supersonic"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Su último trabajo juntos fue "Rockstation", un disco que, tras ocho años, se ha convertido en objeto de culto. Ahora, los españoles Fabio Mcnamara y Luis Miguélez editan, bajo el nombre de Fabio & Glitter Klinik, el álbum "Bye bye Supersonic", puro "oro sónico" descarado y frívolo, y también "místico".

"Puedes llamarlo electro, electropunk o electroplash, me da igual, lo que yo hago es mezclar los sonidos electrónicos con mi guitarra rockera y punky de siempre", explicó a Efe Miguélez, figura clave del movimiento cultural que invadió todos los rincones de Madrid en los años ochenta.

Guitarrista de Alaska y Dinarama en esa época que rehúsa llamar "Movida" -por considerarlo un término en cierto modo "despectivo"-, Miguélez comenzó su andadura musical junto a Mcnamara y Juan Tormento -miembro actual de los Glitter Klinik- con el disco "Fanny y los +", que recogía influencias del dúo que Mcnamara había formado anteriormente con el cineasta Pedro Almodóvar.

"Entre Fabio y yo todo es mutuo", asegura el artista, para quien el sonido y las letras de "Bye bye Supersonic" han sufrido una "renovación" con respecto al anterior disco, "Rockstation".

"Continuamos siendo frívolos, pero ahora hay cierto misticismo e intensidad diferente; este disco representa lo que somos hoy por hoy", añade el músico, que junto a Antonio Glamour y de nuevo con Juan Tormento, fundó en 2001 la formación "Glamour to kill".

Inagotables creativamente hablando -la portada del disco es un cuadro pintado por Fabio-, han creado un álbum en el que además de trece temas inéditos se incluyen siete canciones de maquetas de las que ahora han hecho versiones sobre su base original.

Con la música y la producción a cargo de Miguélez y las letras escritas por Fabio, "Bye bye Supersonic" lanza a la calle títulos tan sugerentes como "Lo que tú digas cariño", "Celebritis", "España es diferent" o "Código idólatra", temas que, explica Miguélez, "han tardado dos años en ver definitivamente la luz".

"Para nosotros hacer un disco es como pintar un cuadro; partes de un lienzo en blanco y, a partir de ahí, comienzas a añadir elementos que estéticamente te gustan", dice el artista, quien advierte sobre la posibilidad de que "en la primera escucha la gente tal vez no identifique el álbum" como un trabajo suyo y de Fabio.

Así, la guitarra y la electrónica de Miguélez y del resto de componentes de Glitter Klinik se funden en "Bye bye Supersonic" dando lugar a una mezcla "perfecta" que combina, entre otras, "influencias glam rock y surrealistas".

"La música es arte, y nosotros, como artistas, expresamos lo que sentimos a través de ella", dice Luis Miguélez, que hoy actuará en Madrid junto al resto de componentes de la formación en una fiesta de presentación del nuevo sello discográfico "Algoenblanco", el que edita "Bye bye Supersonic".

Más noticias en Política y Sociedad